Los actores Javier Bardem (d) y su hermano, Carlos Bardem (i), posan junto a un habitante del campo de refugiados de Dajla, en Argelia.
Los actores Javier Bardem (d) y su hermano, Carlos Bardem (i), posan junto a un habitante del campo de refugiados de Dajla, en Argelia. EFE
El Festival Internacional de Cine del Sahara (Fisahara) se cerró con el compromiso del cine español de crear de inmediato una plataforma de apoyo a la causa saharaui y realizar un largometraje con la participación de los refugiados.

Bardem y Chao compartieron escenario en un multitudinario concierto
Javier Bardem -que se encargó de leer parte del manifiesto de clausura de los cineastas- destacó que "desde hace ya 33 años viven en este desierto más de 200.000 personas que fueron españoles" y consideró "urgente que la ciudadanía de España ayude a devolver la libertad al pueblo saharaui".

"Estamos en uno de los campos de refugiados donde se vive un mayor drama humano. La situación empeora año tras año. El proceso de paz está bloqueado y afecta especialmente a los más débiles: niños, mujeres y ancianos", proclamó Bardem entre los aplausos del auditorio y el característico ulular de las mujeres saharauis.

Los representantes del cine español pidieron al Gobierno de Madrid que "reconozca el estatus diplomático del Frente Polisario", como han hecho casi un centenar de países de todo el mundo, además de organizaciones como la Unión Africana (UA).

El actor Willy Toledo aseguró que "las armas que vende el Gobierno español a Marruecos son las que sirven para torturar al pueblo saharaui" y destacó "el sufrimiento de los ciudadanos de los territorios ocupados que reivindican pacíficamente sus derechos y viven en sus carnes diariamente la violenta represión marroquí".

Los españoles grabaron además estos días en Dajla un vídeo de apoyo a la causa saharaui, protagonizado por Javier Bardem, que presentarán próximamente en Madrid y que intentarán difundir en forma de espacio publicitario pagado en las cadenas de televisión del país.

También el músico hispano-francés Manu Chao recorrió las más de cuatro horas de duro viaje por el desierto hasta Dajla desde Tinduf (Argelia) para mostrar su apoyo a los saharauis y ofreció un multitudinario concierto al aire libre anoche en el campamento, acompañado por Javier Bardem como percusionista y la voz de la cantante venezolana Luzmira Zerpa.