Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, durante el debate de investidura. EFE

El PSOE lanzó una última oferta a Unidas Podemos para formar un Gobierno de coalición. El ofrecimiento de Pedro Sánchez a la formación morada consta de una vicepresidencia de corte social y tres carteras ministeriales: Vivienda y Economía Social, Sanidad e Igualdad. Además, esa vicepresidencia recaería en Irene Montero, "tal como exigían desde Unidas Podemos", contaron desde Ferraz.

Además de esto, los socialistas ofrecieron competencias en cooperación internacional y Agenda 2030 y en asuntos migratorios, desvelaron desde el PSOE. Esta oferta no fue aceptada desde Podemos y el PSOE ha roto "definitivamente" las negociaciones, lo que complica mucho la investidura.

El PSOE desvela además que a lo largo de la negociación las propuestas han abarcado las carteras de Turismo y Deporte, Educación, Ciencia o Agricultura, más allá de los finalmente ofrecidos.

Frente a esta opción, Podemos pidió cinco carteras y una vicepresidencia. La idea de los morados era ocupar las áreas de Trabajo, Derechos Sociales, Igualdad, Ciencia e Innovación y Derechos Sociales, algo que desde Ferraz consideraron "inaceptable".

Esta situación tan complicada provoca que la investidura en segunda votación se quede sin opciones de salir adelante. Para lograrlo, Sánchez -que necesita mayoría simple-, tendría que obtener el voto a favor de Unidas Podemos, algo que no se dará si no hay pacto para la coalición.

Fuentes socialistas aseguran que Podemos quería un "cogobierno" y que Echenique no varió su posición desde que comenzaron las negociaciones. Además, acusan al partido de Pablo Iglesias de no querer un pacto.