Torre de Don Fadrique
Entorno de la Torre de Don Fadrique.  FERNANDO RUSO

Sevilla sigue invirtiendo para poner en valor el amplio y valioso patrimonio histórico con el que cuenta la capital hispalense. Si hace tan solo unas semanas el Ayuntamiento anunciaba la restauración de la muralla de la Macarena, que comenzará el próximo año, este mismo miércoles presentaba el proyecto de rehabilitación de la Torre de Don Fadrique de Santa Clara, que ha obtenido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico.

Unas actuaciones que el Consistorio prevé que se puedan licitar en el último trimestre de este año y que tendrán una duración de ocho meses. Una vez que estas finalicen, la torre podrá abrirse al público en 2020.

Los trabajos cuentan con un presupuesto de un millón de euros, que será cofinanciado en un 45% por el Gobierno central, a través del programa 1,5% Cultural, y el resto por la Gerencia de Urbanismo. Esta inversión se suma a los más de ocho millones de euros que ya se han destinado al Espacio de Santa Clara en los últimos años, así como a la rehabilitación de la iglesia, que se llevará a cabo mediante el convenio suscrito con la Archidiócesis a partir del último trimestre de este ejercicio.

Trabajos que se ejecutarán

La intervención en la Torre de Don Fadrique, una construcción de 7,7 metros de lado y con tres plantas de altura, contempla la limpieza generalizada del interior, así como la revisión y adecuación de la iluminación. También se limpiará la cubierta, se sustituirán las ventanas cuando no sea posible su restauración, se tratarán los paramentos de ladrillo interior y exterior y se afianzarán las piezas de las cornisas que tengan peligro de desprendimiento.

El proyecto implica una segunda actuación para al recuperación de la portada de Maese Rodrigo, de estilo tardo gótico, que incluye el desmontaje y revisión de la cubierta, la reparación de la bóveda y la ejecución de una estructura de madera similar a la original. Asimismo, se retirarán los revestimentos en peligro de desprendimiento, de limpiará la piedra de la portada y se lijará y tratara adecuadamente la cancela.

Por último, el Ayuntamiento desarrollará trabajos en los jardines, con una limpieza general en todos sus elementos pétreos –escaleras, muros de contención y pretil de la alberca central­–. Además, se efectuará una poda "controlada" según las necesidades de cada especie y se limpiarán y desbrozarán los parterres. También se llevará a cabo un picado de los paramentos y una limpieza y consolidación de los muros de ladrillo que conforman el perímetro del jardín.

"Se trata de una intervención muy esperada que va a permitir un avance importante en la ampliación y la puesta en uso de este gran equipamiento cultural" de la ciudad, afirmó ayer el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.