Obama dijo durante un mitin en Reading (Pensilvania) que McCain sería una mejora con respecto a Bush, un comentario que parecía dejar atrás su mensaje anterior de que elegir a McCain equivaldría a dar al actual presidente un tercer mandato.

'Tienen una verdadera posibilidad de elegir en esta elección. Los dos demócratas serán mejor que John McCain, y los cualquiera de nosotros tres será mejor que George Bush', dijo Obama.

Clinton, que luchando con Obama por obtener la candidatura demócrata y enfrentarse a McCain en las elecciones presidenciales de noviembre, criticó estas declaraciones.

'Necesitamos un nominado que se enfrente a John McCain, no que felicite a John McCain', dijo la ex primera dama en un acto proselitista en Johnstown.

Ambos candidatos cruzaron acusaciones de cara a las primarias del martes en Pensilvania, que se ha convertido en una importante prueba en la carrera por obtener la candidatura demócrata.

Clinton, que necesita una victoria en el estado para mantener con vida sus aspiraciones, encabeza los sondeos pero Obama, que hasta el momento tiene un mayor número de delegados para la convención del partido en verano, ha recortado la distancia que le separa de la senadora por Nueva York.

En un mitin celebrado posteriormente en Scranton, Obama pareció dar marcha atrás con su sugerencia de que McCain sería mejor que Bush, reiterando una vez más que el senador por Arizona representaría un tercer mandato de George Bush.

'No podemos soportar cuatro años más de políticas de George Bush bajo el disfraz de John McCain', dijo.

El senador por Illinois agregó que Clinton no representaría un cambio suficiente con respecto al Gobierno de Bush.

'Si realmente vamos a resolver grandes problemas, entonces no podemos sólo conformarnos con algo un poquito mejor. Necesitamos algo fundamentalmente diferente'.

APOYO DE MEDIOS

Clinton dijo que es Obama quien se ha vuelto tan negativo desde el debate que ambos protagonizaron la semana pasada en Filadelfia.

'No sorprende que mi oponente se haya puesto tan negativo estos últimos días de la campaña, porque pienso que ustedes vieron (...) una gran diferencia entre nosotros dos', dijo en un mitin en Bethlehem.

'Mientras mi oponente dice una cosa, su campaña hace otra. Pueden contar conmigo en que les diré lo que voy a hacer', dijo más tarde en Johnstown.

La senadora Clinton, quien junto a su marido - el ex presidente Bill Clinton - fue objeto de muchas investigaciones conservadoras cuando entraron por primera vez a la Casa Blanca en 1993, fue respaldada el domingo por el periódico Pittsburgh Tribune-Review cuyo editor, Richard Mellon Scaife, financió muchas de aquellas investigaciones.

Obama también cosechó un apoyo, en este caso del Financial Times. 'Tras la votación del martes, los demócratas se moverán más rápido para afirmar la nominación del Sr. Obama', escribió el diario. 'Él es, de hecho, el mejor candidato', agregó.

/Por Jeff Mason/.*.