Loles León, en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'.
Loles León, en 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'. MEDIASET

La anfitriona este martes en Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition fue Irma Soriano, que quiso sorprender a sus invitadas [Loles León, Belinda Washington y Rosa Benito] recibiéndolas con champán francés, jamón y soldaditos de Pavía.

El primer plato de su menú se llamó 'Jaén en mí', y se trató de una ensalada de tomate, cebolla y huevo duro: "Es fresquita, rica de color y alegre. Espero que les guste", afirmó Soriano.

El plato principal, 'Al rico soriano', estaba compuesto por pollo como ingrediente principal, al que le daba un toque especial "una cerveza", reconocía entre risas. Y para acabar la cena, el postre, llamado de 'De mil amores' y que se trató de un arroz con leche "que hago con todo mi cariño", señaló la anfitriona.

Pero la tensión vivida la semana pasada entre Loles León y Soriano siguió patente este martes. Pese a que la actriz le llevó unas flores [cogidas del propio jardín de la casa de la presentadora] para pedirla perdón: "Te traigo esto de tu puerta para que me perdones, que estuve muy seca contigo", le dijo León.

Soriano le contestó "como soy admiradora tuya no te lo he tenido en cuenta", pero la actriz de La que se avecina comentó que "prefiero que me diga 'que cabrona eres' a que me diga que 'soy muy admiradora tuya'". Pero a la anfitriona le gustó el detalle porque reconoció que "me he relajado mucho".

La cena continuó sin más incidencias, entre el descubrimiento de Tinder por parte de Benito; la afirmación de Washington que el marido de Soriano "tiene un meneo"; o el comentario sobre la maternidad de León: "Fue muy duro ser madre soltera en los años 70".

Al final, la presentadora logró sumar 20 puntos con su cena, repartidos entre los 8 que le dio Belinda Washington y los 6 que le dieron Loles León y Rosa Benito.