Fuentes del Gobierno de Aragón han explicado en declaraciones a Europa Press que se ha reunido el Centro de Coordinación Operativa (CECOP), en la sede del 112, órgano que ha descartado que exista peligro para la población, si bien el Gobierno aragonés ha decidido solicitar la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) como refuerzo a los recursos desplegados y para evitar la llegada del fuego a la Sierra de Alcubierre.

El secretario general técnico del Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón, José Luis Pinedo, ha aclarado que se ha reunido el CECOP "porque, dadas las dimensiones del incendio que se ha producido sobre las tres de la tarde en la zona de Leciñena y Perdiguera, hemos considerado que había que subir la emergencia a nivel 1".

El incendio presenta en estos momentos dos frentes, uno a la izquierda, que es el que menos problemas genera "porque el viento empuja el frente hacia la zona ya quemada", y otro, que es el que más preocupa, en la zona norte, "sobre todo pensando en que en las proximidades está la Sierra de Alcubierre, con una gran masa forestal".

Por este motivo, y tras consultar a técnicos y al director de extinción que está en la zona con el Puesto de Mando Avanzado del 112, se ha decidido contar con la UME.

En concreto, se han enviado al lugar un total de 40 militares, acompañados por seis autobombas y un vehículo nodriza, del Cuarto Batallón de Intervención de Emergencias (BIEM IV), destinado en la Base Aérea de Zaragoza.

Por su parte, jefe del Servicio de Seguridad y Protección Civil, Miguel Ángel Clavero, ha indicado que desde el punto de vista de protección civil, el incendio está desarrollándose en zona forestal "y sin previsión de afectar a ningún núcleo urbano".

"Lo único que hay que tener previsto es que puede llegar al núcleo de Leciñena algo de humo y estamos pendientes de la evolución del viento para dar, si es necesario, alguna recomendación para la población, pero en principio la evolución es buena y va a ser difícil que sea necesaria alguna medida preventiva de este tipo", ha precisado.

EN PROCESO DE ESTABILIZACIÓN

El director general de Gestión Forestal, Ángel Berzosa, ha indicado que el fuego se encuentra "en proceso de estabilización" y si bien "todavía tenemos una parte del incendio activa", hay "buenas perspectivas".

No obstante, ha aclarado que está interviniendo "gran cantidad de medios por asegurarnos de que no se nos va a extender" más allá del perímetro, que es de grandes dimensiones "debido a que hay mucha zona intermedia de cultivos". Por lo tanto, hay mucha zona que hay vigilar y tendremos que estar pendientes durante la noche para poder continuar y terminar con la extinción del incendio".

ORIGEN

Al parecer, la avería de un vehículo buggie y su posterior incendio podría ser el origen de este fuego, según ha informado la Guardia Civil. La Benemérita ha identificado a dos personas a las que ha tomado declaración ya que circulaban en un buggie que se ha averiado y se ha prendido fuego en el paraje de La Pinada, en Leciñena.

Esta podría ser la causa del incendio en toda la zona, que se ha iniciado a las 15.19 horas y afecta a ambos términos municipales, Leciñena y Perdiguera.

Además, un total de 30 vehículos han sido desalojados del Santuario de la Virgen de Magallón, en la localidad zaragozana de Leciñena, por la proximidad del incendio forestal de Perdiguera. El servicio de emergencias 112 SOS Aragón ha activado el camión del Puesto de Mando Avanzado, que está instalado en la cooperativa de Leciñena.

Efectivos del Gobierno de Aragón trabajan en la extinción de este incendio. Hasta la zona, se han desplazado tres cuadrillas terrestres, dos helitransportadas, dos hidroaviones, tres autobombas, un helicóptero de coordinación y un Kamov.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.