Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de que un ciudadano había detectado en su cuenta bancaria compras fraudulentas por un importe superior a 750 euros, ha informado la Jefatura en un comunicado.

Pocos días después detectó otros siete cargos por un importe parecido al anterior. Durante las investigaciones los agentes averiguaron que las compras se habían efectuado en un comercio de China, mediante pago con tarjeta bancaria de idéntica numeración a la de la víctima.

Los policías también averiguaron donde habían sido entregadas las compras e identificaron a la persona que las había recepcionado. Finalmente los agentes tras localizar al sospechoso, que reconoció los hechos y que había apuntado la numeración de la tarjeta de un cliente, fue detenido como presunto autor de un delito de estafa.

También intervinieron algunos de los efectos, un ordenador portátil, un proyector y prendas de ropa. El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.