Trabajadores del campo, en una jornada de recogida.
Trabajadores del campo, en una jornada de recogida. UGT

Así lo ha indicado UGT en una nota de prensa, en la que ha explicado que éste ha sido uno de los principales compromisos alcanzados en la reunión que mantuvieron el viernes pasado sindicatos y patronal en la sede del Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) y que posibilitó la desconvocatoria de la huelga prevista para este martes.

El sindicato ha precisado que el anterior convenio tenía vigencia para los años 2015 a 2017. Para el nuevo convenio, sindicatos y patronal han acordado la aplicación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) aprobado el pasado mes de diciembre, que establece un salario hora mínimo de 7,159 euros para todos los trabajadores del campo, incluidos los eventuales y temporeros.

Esta aplicación fue reconocida por la Inspección de Trabajo de Huesca, en un escrito de contestación al secretario general de UGT FICA Aragón, José Juan Arcéiz, que denunció que la aplicación del SMI que realizaban las empresas de Huesca no ajustaba a lo aprobado por el Real Decreto Ley 1462/2018, de 21 de diciembre.

El preacuerdo también recoge subidas salariales del 1,3 por ciento para 2018, del 1,8 por ciento para 2019 y del 2 por ciento para los años 2020 y 2021. Asimismo, establece un nuevo sistema de registro horario para evitar el fraude, además de permisos retribuidos y una flexibilidad que hasta diez horas entre mayo y septiembre, entre otras mejoras.

"El desbloqueo de la negociación del convenio de Huesca ha sido posible gracias a la presión llevada a cabo por los trabajadores y trabajadoras agrarias, que han protagonizado concentraciones como la del pasado miércoles en la localidad de Fraga", han sostenido desde UGT.

NEGOCIACIÓN NACIONAL

El secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, ha recordado la disposición de la federación a conseguir negociar convenios colectivos que supongan avances para los trabajadores de todo el territorio nacional.

No obstante, ha lamentado que algunas patronales provinciales "sigan poniendo trabas a la aplicación del SMI y a la negociación de convenios dignos para los trabajadores del campo y nos estén obligando a adoptar medidas de presión".

Terrón ha pedido una distribución "más justa" de los beneficios empresariales y que estos "no sean solo a costa de los salarios y condiciones laborales de los trabajadores".

Consulta aquí más noticias de Huesca.