El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, asiste a la liberación de una treintena de vencejos en la cueva de Lourdes de Santa Eugènia junto a voluntarios y trabajadores del Centro para la Recuperación de la Fauna de Baleares (Cofib).
El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, asiste a la liberación de una treintena de vencejos en la cueva de Lourdes de Santa Eugènia junto a voluntarios y trabajadores del Centro para la Recuperación de la Fauna de Baleares (Cofib). CAIB

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha asistido este martes a la liberación de una treintena de vencejos en la cueva de Lourdes de Santa Eugènia, actuación con la que el número total de este tipo de pájaros que han sido liberados después de ser tratados en el Centro de Recuperación de Fauna de Baleares (Cofib) ronda los 600 ejemplares.

En el acto también han participado el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Llorenç Mas, y el alcalde de Santa Eugènia, Pep Lluís Urraca, además de un grupo de voluntarios que ha participado en la temporada de cría de vencejos en el Cofib.

"Agradezco la implicación tanto del voluntariado como de las diversas instituciones que han colaborado para que unos seiscientos vencejos hayan vuelto este año a su hábitat natural", ha expresado Mir.

El titular de Medio Ambiente también ha destacado el trabajo de voluntarios y trabajadores del Cofib para alimentar a los vencejos en tres turnos diarios durante las últimas semanas, además de agradecer la colaboración de policía local y clínicas veterinarias para centralizar los puntos de recogida y ofrecer soluciones "rápidas" a la ciudadanía tras el hallazgo de estas aves.

MÁS DE UN MILLAR DE VENCEJOS

Según ha señalado la Conselleria, el Cofib ha atendido más de un millar de vencejos en poco más de quince días debido a las temperaturas anormalmente altas del mes de julio.

Estas aves nidifican preferentemente bajo las tejas, por lo que las temperaturas a las que se llega en dichos lugares propician que las crías se precipiten al suelo antes de tiempo, cuando todavía no están preparados para volar.

Los vencejos (Apus apus) son aves insectívoras protegidas que llegan a Baleares durante la primavera y el verano para criar, aunque pasan el resto del año en el continente africano. Son aves especializadas en el medio aéreo, por lo que únicamente tocan tierra para nidificar. Además, resultan ser grandes aliados en el control de plagas debido a que se alimentan de una gran cantidad de insectos voladores.