Ainhoa, en 'FIrst dates'.
Ainhoa, en 'FIrst dates'. MEDIASET

Los comensales de First dates saben que, en una primera cita, hay que tener cuidado con lo que se cuenta si quieren tener una segunda. Pero este lunes, Jesús le dio demasiados detalles a Ainhoa, su pareja en el restaurante de Cuatro, y le restó bastantes puntos de cara al futuro.

La primera en llegar fue la estudiante de Auxiliar de Enfermería, que se definió como "una chica abierta, extrovertida, graciosa, sociable y muy directa, si no me gusta algo, se me nota", afirmó.

"Busco a un chico que no sea celoso, racista, homófobo ni nada de eso, ¡que estamos en pleno siglo XXI por Dios!", añadió la joven tomellosera (de Tomelloso, Ciudad Real).

Por su parte, Jesús, confesó que "de pequeño era muy tímido y me habría gustado ser más desinhibido como eran muchos compañeros que tuve en el colegio como en el instituto". Y es que "la primera vez que le di dos besos a una chica me quedé helado, temblando de la vergüenza que me dio...", señaló.

Durante la cena comentaron varios temas, como uno que tenían en común, la enfermería, Mientras que Ainhoa estaba estudiando para ser auxiliar, Jesús estaba en segundo de Enfermería. Pero fue de lo poco en lo que coincidieron porque en cuanto empezaron a hablar de temas más íntimos, la cita se torció.

La joven le preguntó a su pareja en el programa de Cuatro: "¿Qué es lo que te da morbo?". Jesús se quedó pensativo, y finalmente dijo: "Los piercings, y no sé por qué. Los que más me gustan son en la lengua, pezones, ombligo...". A lo que Ainhoa le contestó que "eso es muy raro".

Pero Jesús siguió diciendo que "también me gustan los de abajo". La estudiante, con una mueca le dijo: "¡Hay que asco! Eso es muy raro", siguió diciéndole. "Si es mi pareja y tiene un piercing en el pene, lo dejo porque no me gusta", añadió Ainhoa.

Pero siguieron con las preguntas sexuales, y llegó el turno en el que tenían que contar lo mejor que hacían en la cama, con una advertencia de Ainhoa: "No me digas ninguna frikada más como lo de los piercing abajo". El joven sonrió y admitió que "lo que siempre me han dicho es que lo mejor que se me da es el oral", provocando una nueva mueca en su cita.

En la decisión final, mientras que Jesús sí quiso tener una segunda cita con Ainhoa porque "me he sentido bien y cómodo. Me ha gustado de ella su espontaneidad, su forma de ser y físicamente me ha llamado la atención". Mientras que la tomellosera le rechazó porque "no me ha gustado su forma de ser. Como persona es muy majo, simpático y tiene que ser buen amigo, pero como relación, no", concluyó.