Policía local de Alcalá de Guadaira
Coches patrulla de la Policía de Alcalá de Guadaira. AYTO/ARCHIVO

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha detenido a un conductor cuyo vehículo colisionó contra varias señales verticales de tráfico tras circular de forma temeraria y, además, agredió a uno de los agentes que procedían a su arresto.

Según informa el Ayuntamiento alcalareño, los hechos sucedieron en la madrugada del sábado en el centro de la localidad. El presunto autor conducía su vehículo con "evidentes síntomas de embriaguez o de haber consumido estupefacientes". Tal era su estado que se llevó por delante varias señales verticales de tráfico.

Los vecinos de la zona dieron la alarma a la Policía Local, cuyos agentes pudieron localizar al conductor siguiendo el reguero de aceite que había dejado su vehículo tras chocar contra varias señales de tráfico en la zona de El Paraíso, concretamente junto al centro de Servicios Sociales.

Ante la presencia policial, el conductor se encaró con varios agentes y opuso resistencia "con gran violencia". A uno de ellos le propinó "varios bocados", tras lo que fue detenido. Una vez en el interior del vehículo policial, según el Consistorio, la emprendió a golpes con los cristales del coche. Se le imputa un delito contra la seguridad vial y otro de atentado a los agentes de la autoridad.

El individuo se negó a hacer a prueba de alcoholemia y tuvo que ser trasladado al centro de urgencias de la localidad para que le pusieran un calmante, porque al parecer se encontraba bajo los efectos de estupefacientes. Ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.