La decisión de activar el máximo nivel de alerta y operatividad recogido en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista (Nivel 3) ha sido acordada por el titular de Interior tras hacer una evaluación de la situación generada en Londres por los atentados ocurridos esta mañana en una reunión de urgencia celebrada a las 13.30 horas.

Este nivel de alerta implica la absoluta movilización de las fuerzas y cuerpos de seguridad para vigilar y proteger los lugares de alta concentración de personas, así como los objetivos estratégicos imprescindibles para el normal funcionamiento de la actividad ciudadana.

Entre los lugares en alerta se encuentran las grandes superficies comerciales, transportes y zonas deportivas

Entre estos lugares se encuentran las grandes superficies comerciales, las grandes infraestructuras de transportes, los acontecimientos deportivos y las áreas o edificios emblemáticos de las ciudades en las que puede darse una afluencia masiva de personas.

Entre los objetivos estratégicos los que se consideran más importantes son los relacionados con el sector energético, los centros de abastecimiento de hidrocarburos, las plantas de regasificación, las redes de agua potable y, entre otros, los centros de comunicaciones.

Las Fuerzas Armadas realizarán tareas de apoyo en la vigilancia y protección de las grandes infraestructuras de transportes, de los objetivos estratégicos y del espacio aéreo.

NOTICIAS RELACIONADAS