Plaza Pedro Zerolo
Un hombre paseando por la plaza de Pedro Zerolo, en el barrio de Chueca. JORGE PARÍS

El Ayuntamiento de Madrid no seguirá adelante con la reforma de la Plaza Pedro Zerolo planteada por el anterior Ejecutivo de Manuela Carmena (Ahora Madrid). Así lo comunicó este lunes la delegada del área de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero. La edil del Partido Popular explicó que la decisión obedece a una petición expresa de los vecinos del barrio, que desde el principio de opusieron al proyecto de Carmena.

"Nos reunimos con la Asociación de Vecinos de Chueca y hemos recibido una carta diciendo que tal y como está planteada esa plaza, no quieren que se realice", ha asegurado García Romero, quien ha garantizado que consensuará el próximo año un nuevo diseño que sea del gusto de los vecinos. "A Ahora Madrid se le llenaba la boca con proyectos consensuados con vecinos, pero no ha sido así con la plaza de Pedro Zerolo", ha añadido.

La delegada también ha querido aclarar que esta suspensión no ha tenido ningún coste en forma de indemnización para las arcas municipales, ya que la obra "no estaba adjudicada" sino que se encontraba "en fase de tramitación y aprobación".

Desde Más Madrid, formación heredera de Ahora Madrid, el portavoz de Desarrollo Urbano, José Manuel Calvo, ha criticado en declaraciones a Europa Press el urbanismo "revanchista" que está ejecutando el PP y ha precisado que la negativa al proyecto vino de un grupo muy concreto pero que contó con el apoyo de otros grupos ciudadanos, como la asociación de comerciantes del barrio de Chueca. Calvo ha dicho que esta decisión supone "perder la inversión", que "irá a parar a adelantar el pago de la deuda".

El presupuesto para el proyecto de remodelación del espacio propuesto por Ahora Madrid era de casi 3,3 millones de euros con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). La reforma contemplaba, entre otros, la creación de cinco espacios verdes, la eliminación de la fuente monumental de Vázquez de Mella y la reducción del espacio dedicado al juego infantil, que se ubicaría junto al kiosko de hostelería.

Este planteamiento puso en alerta a la Asociación de Vecinos de Chueca. El colectivo decidió entonces lanzar una petición en Change.org para pedir la paralización del proyecto al considerar que empeoraría "la calidad de vida de las personas que viven allí" porque transformaba un espacio vecinal en "un botellódromo", además de criticar el "carísimo mantenimiento" de los nuevos espacios verdes.

Los vecinos acusaron al Consistorio de haber decidido un proyecto de reforma para la plaza de forma "unilateral" y "en contra de la mayoría de los vecinos del barrio, que ven que se destruye su plaza".

Consulta aquí más noticias de Madrid.