El líder del PP, Pablo Casado, ha dado este lunes por la tarde el pistoletazo de salida a las intervenciones de los partidos de la oposición en la sesión de investidura, iniciada por la mañana con la comparecencia del candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez. Y lo ha hecho reiterando su 'no' al nombamiento del socialista y con un discurso centrado en uno de los grandes ausentes en el alegato del secretario general del PSOE: Cataluña.

Casado ha recriminado al presidente del Gobierno en funciones que haya "obviado" la crisis independentista en su discurso de investidura y le ha preguntado si obedece a que tiene "debajo de la mesa" el indulto para los políticos juzgados por el procés.

En esta línea, el líder de la oposición ha recalcado que no hay ningún país europeo equiparable que haya tenido apoyos de formaciones que "se hayan instalado en la ilegalidad y que siguen desafiando la Constitución española".

"Pretende presidir una nación que sus socios niegan, que sus socios deploran", ha recalcado en referencia a los independentistas Casado, que ha culpado al líder socialista de situarse en el "lado incorrecto de la historia".

Casado también ha criticado que el candidato socialista no haya mencionado a Podemos, su "socio prioritario" con el que está negociando la formación de Gobierno, convertido para el presidente del PP en un "elefante morado en el hemiciclo" que Sánchez "no quiere ver".

En este sentido, el líder popular ha acusado al candidato de intentar ocultar a sus socios, tanto a la formación morada como a los independentistas, y ha insinuado qué quizá obedece a que "se avergüenza de ellos".

Además, Casado ha advertido al candidato a la investidura que "con los radicales puede ser investido, pero no gobernar" y ha señalado que, nada más terminar el debate, tendrá "demasiados acreedores a su puerta y no podrá cumplir con ellos".

Sánchez acusa al PP de buscar rédito electoral con Cataluña

En sus turnos de réplica, Sánchez ha insistido en la necesidad de que el PP no bloquee su nombramiento y ha invitado al líder popular a que reflexione, al menos para el jueves, sobre el sentido de su voto. "Si se abstiene, el debate se acaba. ¿A qué ha venido, a bloquear España o a facilitar que haya un Gobierno?", ha preguntado el candidato a la investidura, que ha apelada a la "responsabilidad con su país" que tiene Casado.

En su respuesta, Sánchez también ha echado en cara al líder del PP que utilice a Cataluña para "disfrazar su enorme deslealtad a España votando en contra de la única alternativa de Gobierno". En esta línea, el secretario general del PSOE ha invitado a Casado a reflexionar sobre la responsabilidad de los populares en la crisis soberanista.

"Ustedes, señor Casado, viven del conflicto territorial y buscan del conflicto el rédito electoral", ha aseverado.

Casado: "No está a la altura para ser investido"

El líder popular se ha mostrado rotundo en su negativa ante las invitaciones de Sánchez a reflexionar sobre la posible abstención del PP, ya que considera que no corresponde a su partido dar ese paso y cree que el socialista "no está a la altura para ser investido" y que "no ha aprendido nada" en estos meses.

En esta línea, Casado ha insistido en que los actos del aspirante a la investidura han demostrado que "no es de fiar", pues carece de la coherencia suficiente como para creer que va a cumplir lo planteado en su discurso para conseguir la confianza del Congreso.

En su intervención, el popular ha reprochado al candidato de Ferraz la falta de concreción y de medidas específicas en los seis ejes esgrimidos por el presidente del Gobierno en funciones en su discurso. Asimismo, Casado ha advertido a Sánchez de la desaceleración de la economía española, que hasta ahora funcionaba por la "inercia de las reformas del PP".

Además, el líder de Génova ha recordado al secretario general del PSOE que el PP no ha dejado de tender la mano a los pactos de Estado, similares a los que Sánchez ha defendido este lunes en el hemiciclo. Casado ha rememorado que acudió al despacho de Sánchez tras la moción de censura en un "ejercicio de corresponsabilidad": "Usted lo rechazó, ni siquiera contestó, me enteré por la televisión".