Referéndum de Cataluña.
Una urna de votación en el referéndum independentista del 1-O en Cataluña. EUROPA PRESS

Cuatro formaciones políticas catalanas -JxCat, ERC, Comunes y la CUP- han anunciado este lunes formalmente su voluntad de crear una comisión de investigación en el Parlament sobre "la violencia institucional producida el 1-O (de 2017)", que empezará a funcionar en octubre al disponer de mayoría suficiente.

Los partidos que impulsan esta comisión han explicado sus objetivos en una rueda de prensa conjunta realizada en Parlament, en la que han precisado que no utilizarán la vía de disponer del apoyo de como mínimo tres grupos para que sea creada de forma automática, sino la de presentar una Propuesta de Resolución y que sea votada en el pleno.

Esto, a efectos prácticos, sitúa la creación de la comisión a principios de octubre, puesto que la solicitud tiene que pasar antes por el primer pleno ordinario que se celebre tras el verano.

Por parte de la CUP, que es quién inicialmente pidió la comisión, el diputado Vidal Aragonès ha indicado que crearla supondrá la oportunidad de investigar el episodio "de más violencia institucional producido en los últimos cuarenta años".

Desde JxCat, Josep Costa ha explicado que si la comisión no ha sido creada hasta ahora, casi dos años después del 1-O, es porque algunos grupos no veían adecuado que coincidiera con el juicio en el Tribunal Supremo.

Por parte de ERC la diputada Rut Ribas ha apuntado que "hay que pedir responsabilidades y hacer justicia", lo que incluye, ha dicho, tener la oportunidad de difundir imágenes de las cargas policiales que no han sido suficientemente publicadas durante el juicio del procés.

Lucas Silvano (Catalunya en Comú Podem) ha puesto el acento en la necesidad de conocer todo lo sucedido el 1-O y ha recordado que, desde el Ayuntamiento de Barcelona, han sido interpuestas 257 denuncias fruto de las cuales 41 policías nacionales están siendo investigados.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.