Granada destruida.
Granada destruida. GUARDIA CIVIL

El hallazgo se produjo el pasado 18 de julio, cuando un ciudadano informó a la Guardia Civil de la existencia del proyectil junto a un camino y notificó que lo había recogido y trasladado a una nave agrícola de la zona.

Tras conocer los hechos, una patrulla se presentó en el lugar y, tras comprobar la autenticidad del artefacto, procedió a acordonar el espacio por seguridad hasta la llegada de los especialistas en desactivación de explosivos.

Los agentes, que han recordado que estas granadas no pueden ser objeto de colección ya que su tenencia o comercialización están prohibidas, fijaron la fabricación del dispositivo, de manufactura nacional, en torno a 1968.

El Cuerpo ha recordado, asimismo, que ante la aparición de este tipo de municiones o artefactos hay que abstenerse de cualquier tipo de manipulación, ya que se puede poner en riesgo a la población de la zona, y es imprescindible avisar a las autoridades a la mayor brevedad posible.

Finalmente, ha explicado que existe una aplicación denominada 'Alertcops' que permite una comunicación de forma precisa, gratuita y rápida con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, útil en este tipo de situaciones.

Consulta aquí más noticias de Burgos.