Luis Ibarra
Luis Ibarra CEDIDO POR CABILDO DE GRAN CANARIA - Archivo

Ibarra ha admitido que la negociación de este pacto, que se inició el 18 de junio, ha sido "complicada por varias cuestiones" como, dijo, el que tras las elecciones NC y PSOE se quedaran "muy justos" en el resultado final, ya que obtuvieron el mismo número de consejeros, si bien los nacionalistas sumaron más votos. Esto, añadió, hizo que el PSOE entendiera que "tenía que reeditar el pacto" de la legislatura anterior aunque hubiera "otras opciones".

Así, manifestó que las responsabilidades del PSOE pasarán, una vez se ratifique el pacto, por las consejerías que tenía en el anterior mandato, tales como son Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Recursos Humanos, que matizó "es fundamental para generar más trabajadores", Educación y Juventud, Empleo e incorporarían Turismo y Cultura.

Ibarra admitió, en declaraciones a Cope Canarias recogidas por Europa Press, que hay que intentar generar entre él y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, "complicidad, confianza y generar equipos", porque afirmó que los ciudadanos "estarán pendientes de ver" si son capaces de funcionar.

En relación a la compra de los terrenos de Amurga, pertenecientes en un porcentaje a la familia del vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez (NC), y sobre los que Ibarra ya se mostró en contra durante la campaña electoral, aseguró que el acuerdo alcanzado en este sentido con NC en el Cabildo de Gran Canaria es que "no se va a votar. El PSOE ha dicho que no está a favor del expediente y dado que NC no tiene mayoría, decae el expediente".

Por último, al ser cuestionado por cuál será la responsabilidad de Unidas Podemos en la institución insular, expuso que "todavía no se ha cerrado" aunque, "en principio, sería Igualdad, Transparencia, Arquitectura y Vivienda".

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.