Recibe el alta la niña de tres años ingresada tras consumir éxtasis

La entrada al servicio de Urgencias de Son Espases.
La entrada al servicio de Urgencias de Son Espases.
EUROPA PRESS - Archivo
Una niña de apenas tres años ingresó anoche en el hospital mallorquín de Son Espases. La trasladaron en estado grave, en helicóptero, desde Ibiza. Allí pasaba la familia, de nacionalidad rusa, las vacaciones. La Guardia Civil investiga qué pasó exactamente. Los padres aseguran que estaban en un parque cuando la pequeña se llevó a la boca un objeto naranja que encontró en el suelo. Era éxtasis, una droga dura que puede provocar hasta la muerte en un cuerpo tan pequeño. No es la primera vez que ocurre algo así. En septiembre del 2017 un niño de dos años ingresó en un hospital sevillano intoxicado con cocaína. Unos días antes, en Valencia, un bebé de solo un mes sufrió daños cerebrales por culpa de esa misma sustancia. En ambos casos los padres fueron detenidos.

La niña de tres años y nacionalidad rusa ingresada tras consumir éxtasis ha recibido el alta hospitalaria, según ha informado el Área de Salud de Ibiza y Formentera.

La pequeña consumió el pasado jueves una pastilla de MDMA que encontró en un parque de Puig d'en Valls, en Santa Eulària (Ibiza).

La madre comprobó que la pequeña había consumido alguna sustancia al verle la boca de color naranja. Poco después, comenzó a encontrarse mal, por lo que fue trasladada al Hospital de Ibiza.

Debido a su gravedad, fue llevada al Hospital Son Espases de Mallorca, donde permaneció hasta el sábado en la UCI.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento