Sánchez, Casado, Rivera, Abascal e Iglesias
Sánchez, Casado, Rivera, Abascal e Iglesias. ARCHIVO

Los líderes políticos son el problema. Así de claro hablan los españoles. El 76% de los electores considera que una repetición electoral por la continuidad en el bloqueo sería consecuencia de la falta de interés y esfuerzo por parte de los candidatos a la hora de hacer cesiones y llegar a acuerdos. Frente a eso, un 21% de los votantes cree que es algo normal dada la diversidad política.

En función de los partidos no se ven grandes diferencias, pero los votantes que más ponen el foco en los candidatos son los del PSOE y los de Unidas Podemos (78% y 77% respectivamente responsabilizarían a los líderes de un fracaso en las negociaciones). Es llamativo, dado que son los dos partidos que encabezarían un futuro acuerdo de Gobierno. Entre los electores del PP, un 71% cree que otras elecciones serían culpa de la falta de interés de cada candidato, un porcentaje que cae al 70% en el caso de Vox. Para los votantes de Ciudadanos, esa cifra es de un 77%.

Con todo, Pedro Sánchez es el líder mejor valorado según el sondeo, y además es el único que aprueba (50%). Le sigue de lejos Pablo Iglesias, con un 32% de aprobación, dos puntos más que Albert Rivera (30%). Los dos líderes peor valorados son Pablo Casado (27%) y Santiago Abascal (16%).

Si atendemos al balance del último año, Sánchez mejora siete puntos respecto a junio del año pasado, Iglesias mejora tres y Casado se mantiene igual. Albert Rivera, en cambio, empeora su valoración en trece puntos (del 43% de respaldo en junio de 2018 al 30% actual). En el caso de Santiago Abascal, la primera percepción ciudadana en estos sondeos data de diciembre de 2018, con las elecciones andaluzas. Entonces obtuvo un 20% de apoyo, cuatro puntos más que en la actualidad.

Pedro Sánchez, por un lado, está respaldado por el 85% de los votantes del PSOE, y también por un 52% de los electores de Unidas Podemos. Obtiene además la simpatía de un 32% de los de Ciudadanos. En el caso de Iglesias, tiene el apoyo del 71% de sus electores, y no aprueba entre el resto de formaciones (por ejemplo, solo ve positiva su actuación el 34% de los votantes socialistas).

Albert Rivera es el que menos simpatía genera entre los votantes de su partido. De quienes eligieron a Ciudadanos el 28 de abril, un 65% aprueba la gestión de su líder estos meses. Eso sí, cuenta con el respado también del 55% de los votantes del PP, socio preferente de los naranjas en los pactos poselectorales. Pablo Casado, por su parte, aprueba para el 72% de los electores del PP y Santiago Abascal lo hace para el 77% de los de Vox.