Belén Esteban se encuentra disfrutando estos días de unas vacaciones de ensueño en la ciudad de Málaga, como guinda a un invierno lleno de alegrías, y no ha dudado en compartir su felicidad con sus seguidores a través de las redes sociales. En una escapada a la Costa del Sol, la colaboradora de Mediaset no ha podido evitar caer rendida a los encantos de la ciudad andaluza, a la que ha acudido acompañada de su recién estrenado marido, Miguel Marcos.

Parece por sus publicaciones en Instagram que, si bien la de 'Princesa del pueblo' no disfrutará por el momento de la obligada luna de miel posterior a la boda -como ya ha apuntado en más de una ocasión-, la de San Blas no ha querido renunciar a pequeños placeres como la buena comida o el calor de los amigos en un ambiente idílico.  

A tenor de las imágenes subidas a la red social por la estrella de Telecinco, en las que aparece muy bien acompañada y visitando alguno de los lugares más icónicos de Málaga -como su catedral-, Belén Esteban está decidida a prolongar el dulce momento que atraviesa desde hace tiempo.

Ver esta publicación en Instagram

En la Costa del Sol felices los 4 @rgcamero35 @alex22fer @josesuareza

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el21 Jul, 2019 a las 3:53 PDT

La madrileña se encuentra en uno de las mejores etapas de su vida, contenta e ilusionada, después de su boda el pasado 22 de junio con Miguel Marcos, con el que exhibe una gran complicidad. Ha pasado un mes desde el enlace y en este tiempo la tertuliana de Sálvame se ha dedicado a disfrutar de la vida y de lo que esta puede ofrecerle.

Ver esta publicación en Instagram

Mi amor ❤❤❤❤

Una publicación compartida de Belén Esteban (@belenestebanmenendez) el21 Jul, 2019 a las 9:21 PDT

Si Belén estrenó el verano arropada por sus seres queridos en un evento tan especial como su matrimonio, que atesorará como uno de sus recuerdos más valiosos, el mes que ha seguido a la celebración ha estado plagado también de momentos memorables. Irradia felicidad y su bienestar se desprende de todo lo que hace, como atestigua, por ejemplo, el vídeo viral en el que bailaba al son de Rosalía.

No es de extrañar que, inmersa en esta plácida etapa, quiera prolongar la idílica situación que vive todo lo que pueda.