Posibles pactos tras el 26-M.
Posibles pactos tras el 26-M. CARLOS GÁMEZ KINDELÁN

Casi dos meses después de las elecciones autonómicas, cuatro comunidades -Madrid, Navarra, La Rioja y Aragón- aún están pendientes de los pactos entre las formaciones políticas para formar sus Gobiernos, una vez que el viernes se desbloqueara la investidura para la Presidencia de Murcia.

Precisamente el acuerdo entre PP, Cs y Vox en la Región de Murcia acerca la posibilidad de un acuerdo en Madrid entre esas mismas fuerzas políticas para la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso, y así lo ha expresado este sábado el presidente del PP, Pablo Casado.

La incertidumbre del apoyo de Unidas Podemos a la investidura de Pedro Sánchez pasa factura también en La Rioja, donde la única diputada de Podemos ha votado en contra de la investidura de la candidata socialista hasta en dos ocasiones.

La Rioja dispone ahora de un plazo de dos meses para que la candidata socialista al Gobierno regional, Concha Andreu, obtenga la confianza de la Cámara, ya que, de lo contrario, se convocarán elecciones autonómicas, algo que ni el PSOE ni UP contemplan en estos momentos.

Pendiente del apoyo de Unidas Podemos también está en Aragón el socialista Javier Lambán, quien sigue sumando apoyos a su candidatura al sellar este viernes un pacto con Chunta Aragonesista complementario al ya firmado con el PAR.

De momento, tiene el apoyo de 30 diputados para su investidura, fijada para los días 30 y 31 de julio: los que suman los 24 diputados del PSOE, los 3 del PAR y los 3 de CHA. No obstante, necesita 4 votos más, por lo que Podemos, que tiene 5 diputados, es imprescindible. Además, está muy próximo el acuerdo para el apoyo del único diputado de IU.

En Navarra, los socialistas, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra decidieron el jueves aplazar la reunión prevista para avanzar en la negociación de la estructura del futuro Gobierno foral.

Cerrado el acuerdo programático el pasado 5 de julio, el martes pasado el PSN presentó a sus interlocutores una propuesta sobre la estructura de Gobierno. Los socialistas tienen que estudiar las peticiones de Geroa Bai y Podemos de entrar en el Ejecutivo.