En concreto, la Junta de Andalucía ha entregado resoluciones de ayudas relativas a la convocatoria 2017 de estos incentivos públicos que, en total, rozan los tres millones de euros, según ha informado el Gobierno andaluz en un comunicado.

En cuanto a los beneficiarios, los ayuntamientos que perciben las subvenciones son los de Castellar de la Frontera, Alcalá del Valle, Rota, Villamartín, Olvera, Algodonales, Tebujena, Espera, Conil de la Frontera, Prado del Rey, San José del Valle, Villaluenga del Rosario, El Gastor, Paterna, Zahara de la Sierra y Benalup de Sidonia.

En total, las ayudas respaldan iniciativas de mejora de caminos rurales que adecentarán más de 48 kilómetros de vías de titularidad pública. Entre los conceptos subvencionables de estos incentivos,

cofinanciados por la Junta (60%) y los ayuntamientos (40%), se encuentran tanto las tareas de reparación como la redacción del proyecto y la dirección de la obra.

La consejera del ramo, Carmen Crespo, ha puesto en valor el respaldo que significa para los consistorios este tipo de ayudas que facilitan la mejora de las infraestructuras haciendo hincapié en que apoyar la agricultura, los mejora de los caminos rurales y la modernización del campo "es apostar por la economía andaluza".

El buen estado de este tipo de caminos incide en la competitividad de las explotaciones agrarias, las industrias agroalimentarias y, en definitiva, de las zonas rurales en las que se ubican las infraestructuras, ya que en muchos casos son las principales vías de comunicación de los productores o comercializadores de los productos agroalimentarios que se obtienen en los municipios.

La mejora de las vías puede facilitar, por ejemplo, el acceso de transportes de mayor tamaño hasta las fincas o industrias donde comienza la cadena de comercialización de los alimentos, aumentando así la capacidad de venta de los productores.

Crespo ha anunciado ya que su departamento destinará a la mejora de los caminos más de 100 millones de euros en total en Andalucía a lo largo de 2019-2020 entre el pago de subvenciones pendientes, las que se desbloquean y las nuevas órdenes simplificadas. En este sentido, ha explicado que "esta apuesta por las infraestructuras rurales es una consecuencia del compromiso de la Junta con los municipios andaluces".

La consejera ha apuntado además que la nueva orden de ayudas estará financiada al cien por cien por el Gobierno autonómico, y no al 60-40 por ciento como estaba establecido anteriormente, "porque los ayuntamientos necesitan este tipo de subvenciones".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.