Acto de toma de posesión de Adrián Barbón.
Acto de toma de posesión de Adrián Barbón. EUROPA PRESS.

Del mismo modo, durante su discurso de toma de posesión como presidente, Barbón se ha comprometido a trabajar para dotar de más recursos la Justicia y ha mostrado su intención de trabajar conjuntamente con la Administración del Estado, la Universidad de Oviedo, las fuerzas de seguridad del Estado, la Iglesia, los empresarios, los sindicatos "y todo tipo de colectivos sociales y económicos".

También con los grupos políticos de la Junta General, a lo que ha ofrecido "negociación y entendimientos que nos permitan avanzar, que demuestren que anteponemos Asturias a todo lo demás". "No hagamos de esta legislatura una mala copia de la anterior: que pluralidad no signifique intransigencia, el terreno yermo de la mala política. Asturias no se merece el bloqueo", ha exclamado.

Barbón ha querido dejar claro que espera ser conocido como un presidente humilde y cercano y ha afirmado que las metas y banderas, de su gobierno serán trabajo, industria, medio rural y reto demográfico. También la Sanidad pública como "garantía de equidad" y la educación, "ese gran ascensor social que permite que el hijo de un minero y una dependienta de tienda pueda formarse y ser elegido por sus conciudadanos presidente del Principado".

Por otro lado, ha vuelto a apostar por la ciencia y la innovación, "que trazan la nueva frontera de la economía", la igualdad como "el bien más preciado de nuestra sociedad, junto con la libertad", y la juventud, también la que vive fuera de la comunidad, "porque Asturias jamás tendrá futuro si sus jóvenes no lo tienen".

"Conjugaremos esas palabras sin recelo al cambio, sin temor a incluir nuevos objetivos, como combatir la soledad, esa gran amenaza silenciosa que se cierne sobre las personas mayores", ha proclamado el ya presidente asturiano.

Consulta aquí más noticias de Asturias.