Mitigando el calor en Madrid Río
Varios adultos y niños se refrescan en las fuentes de Madrid Río para soportar el sofocante calor. JORGE PARÍS

El calor se instalará el fin de semana en todo el país, sobre todo en Andalucía, Aragón, ambas Castillas, Madrid y Extremadura, con valores sofocantes —entre 38 y 40 grados—, que se alargarán hasta el próximo jueves.

Hasta 25 provincias de ocho comunidades se mantienen este sábado bajo avisos amarillo o naranja —de riesgo y riesgo importante, respectivamente— por altas temperaturas, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las zonas más afectadas por el calor se encuentran en áreas del interior de Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía, la comunidad con más provincias con aviso naranja (Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla).

Extremadura tiene bajo aviso naranja zonas de Badajoz y Cáceres; mientras que en Castilla-La Mancha es Toledo la provincia bajo aviso de riesgo importante por máximas de hasta 40 grados en el valle del Tajo.

Por su parte, las advertencias de la Aemet de nivel más bajo, el amarillo, se extienden a las tres provincias de Aragón y zonas de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra y Baleares.

Como contraste, la presencia de un frente frío poco activo afectará al norte de Galicia y al Cantábrico con algunas lluvias débiles y dispersas acompañado de un descenso de las máximas en la zona, 24 grados en San Sebastián, Santander y Oviedo y 22 grados en A Coruña.

La mínimas también serán muy altas (noches tropicales) en Alicante, Almería y Madrid, donde los registros apenas bajarán de los 24-25 grados.

El domingo persistirá la canícula en todo el país y la temperatura más alta se alcanzará en Cáceres, donde en zonas del Tajo y Alagón se llegará a 40 grados.

El lunes puede ser un día clave con avisos naranja que abarquen más provincias, debido a la persistencia del calor, según informa la Aemet, y la situación puede mantenerse hasta el miércoles.

Cambios a partir del jueves

Para entonces, las predicciones meteorológicas apuntan a un descenso generalizado de las temperaturas y una paulatina recuperación de los valores normales para este época del año, por la entrada de un frente atlántico que inyectará inestabilidad en la atmósfera.

En Canarias, y a lo largo de toda la semana, se prevén alisios y probables lluvias débiles en el norte de las islas montañosas, con temperaturas que tenderán a aumentar gradualmente, pero próximas a los valores normales estacionales.