Jóvenes y fuerzas de seguridad a los alrededores del lugar donde se iba a celebrar el Festival Marenostrum Xperience
Jóvenes y fuerzas de seguridad a los alrededores del lugar donde se iba a celebrar el Festival Marenostrum Xperience EUROPA PRESS

Así lo han anunciado los impulsores del festival en un comunicado en el que lamentan "profundamente las molestias ocasionadas a los más de 6.000 clientes que tenían comprada la entrada ya que, por motivos ajenos a la voluntad de los organizadores, al parecer existen muchos intereses para que no se vuelva a celebrar este evento nunca más".

Los promotores defienden que, "desde el principio, y tras más de once meses de trabajo de producción y redacción de proyecto, en todo momento se ha cumplido escrupulosamente con el procedimiento de presentación del proyecto de actividad, plan de autoprotección, plan de seguridad, proyecto eléctrico, contrato de alquiler requerido, seguro responsabilidad civil, contratos de todos los servicios (seguridad, servicio médico, sanitarios, limpieza, extintores, estructuras), estudio acústico ambiental e informe predictivo, auditoria acústica cumpliendo con la normativa y todas las certificaciones de estructuras y sus homologaciones; así como todos los documentos administrativos necesarios exigidos para el evento".

"También pasamos una inspección para la certificación como Organismo de Certificación Administrativa (OCA) para apertura de establecimientos públicos e instalaciones eventuales, portátiles o desmontables registrados en la Generalitat y el festival cumplía con todos los requisitos aplicables en materia de espectáculos públicos de la Comunitat", añade.

Por ello, avanzan que vana recurrir la decisión de no permitir la celebración del evento, ya que existe "una clara dilación en la tramitación de la autorización, al haber tenido el expediente mes y medio paralizado y haber resuelto a un día del evento; cuando no existía margen para subsanar los motivos esgrimidos".

Por último, destacan que han sido "el único festival que devolvió el importe íntegro de las entradas del festival de forma inmediata". "E informamos a través de un email a todos los clientes en cuanto supimos que iba a ser imposible celebrarlo, debido al despliegue policial desproporcionado que impidió la celebración del mismo, a pesar de tener contemplado un plan B, con la cobertura de la Sala Canal y Spook, para no generar un problema de orden público al impedir la celebración de un evento con una afluencia aproximada de 6.000 personas", añaden.

En esta línea, el festival critica "el peregrinaje al que se ha visto sometido por la falta de colaboración del Ayuntamiento, Agencia Valenciana de Seguridad y respuesta a las emergencias y la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica", al tiempo que recuerda que el pasado 20 de mayo "presentó, en tiempo y forma, toda la documentación necesaria para la autorización del festival, sin que hasta la misma semana la administración se hubiera pronunciado".

Por último, la organización reitera que "respeta, perfectamente, el Parque Natural de la Albufera y que se habían tomado todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las personas y el respeto a la fauna y flora de la zona".

Consulta aquí más noticias de Valencia.