Los 22 votos independentistas del Congreso todavía no se decantan todavía. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, deberá esperar hasta el transcurso de la sesión de investidura de la semana que viene para saber si puede contar con el apoyo, mediante un sí o una abstención, de ERC, JxCAT y Bildu. Aunque se esperaba que al menos ERC y Bildu decidiran este viernes el sentido de su voto, finalmente la única certeza de momento es que no "bloquearán" la investidura, pero sin saberse todavía si votando a favor o con la abstención. La portavoz de JxCAT en el Congreso, Laura Borràs, ha afirmado desde el Parlament que "el escenario se mantiene abierto" hasta que se sepa si hay acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos y qué "propuesta" hará para Cataluña.

Aunque el PSOE insiste en que no quiere que la investidura quede en manos de los partidos independentistas, Sánchez no rechazará los apoyos de ERC, Bildu o JxCAt. Los dos primeros se han inclinado hacia la abstención en las últimas semanas o a en todo caso no votar 'no', mientras que la formación que lidera Carles Puigdemont tiene más conflicto y se debate entre la abstención que han pedido los diputados presos y el 'no' que defiende una línea más dura representada por la portavoz en el Congreso, Laura Borràs.

Desde Barcelona, Borràs no ha desvelado este viernes el sentido del voto de los cuatro diputados de JxCAT porque "de momento no sabemos si vamos a votar un gobierno en solitario, de coalición sin Pablo Iglesias o con Pablo Iglesias". Esta formación esperará a saber "cuál es la propuesta" y no descarta "cambios hasta el útimo momento". Para empezar, esperarán a escuchar el discurso de investidura que pronunicará Sánchez el lunes desde la tribuna de oradores para saber no sólo el papel que juega Iglesias, sino qué "papel tendrá Cataluña".

Ese mismo lunes, además, habrá una reunión en la cárcel con los tres diputados suspendidos por estar en prisión provisional, que hace unas semanas pidieron por carta la abstención. Borràs, más favorable al 'no', ha criticado la "filtración" de una misiva para "condicionar" el voto de JxCAT y no ha dado valor a esta más demanda de la que tienen las posturas de otros miembros del partido.

Acuerdo inexistente

Por su parte, ERC y Bildu firmaron a principio de legislatura un acuerdo por el que se comprometen a votar juntos cuestiones como la investidura de un presidente. Así los 14 votos catalanes y los 4 vascos irán juntos, aunque este viernes tampoco han determinado si votarán a favor o se abstendrán.

A pesar de que hace dos días, tras reunirse con la portavoz socialista, Adriana Lastra, Gabriel Rufián confió en que este viernes se tuviera "más información" sobre un eventual acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, el portavoz de ERC en el Congreso ha reconocido que su formación neste viernes que ese acuerdo "no existe" y que su formación no puede pronunciarse sobre un acuerdo que "no existe". Rufián tampoco ha querido avanzar qué votarán si Sánchez e Iglesias llegan a un acuerdo y se ha limitado a insistir que están abiertos a cualquier escenario. "Por ERC no será", ha reiterado Rufián, que ha reiterado su "llamamiento" a PSOE y Unidas Podemos para que "hagan el favor de hacer política, por lo que se les paga y se les votó".

Este viernes, la portavoz abertzale en el Congreso, Mertxe Aizpurua, se ha limitado a anunciar que Bildu empleará la "fórmula que consider más apropiada" y que "no será obstáculo para la investidura del señor Sánchez", sin precisar si se tratará de un 'sí' o una 'abstención". También ha precisado que el voto de ERC y Bildu no dependerá del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos. Al contrario que ERC y JxCAT,. Bildu no vincula su a un eventual acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos. Se decirirá, ha dicho, "sea cual sea el resultado final de las negociaciones entre el señor Sánchez y el señor Iglesias".

Podemos es la clave

ERC, JxCAT y Bildu han terminado de confirmar este viernes que Sánchez acudirá a la sesión de investidura que empieza el lunes en el Congreso solo con los apoyos de los 123 diputados del PSOE más otro del representante del Partido Regionalista Cántabro. También PNV y Compromís están valorando si votar 'sí' o 'abstención' y se suman a la incertidumbre que mantendrán hasta el último momento todos los partidos que de una manera u otra podrían apoyar la reelección de Sánchez.

En todo caso, Unidas Podemos sigue siendo la clave en un escenario en el que PP, Ciudadanos y Vox voten en contra. Si los de Iglesias lo hacen a favor, los 166 'síes' que sumaría Sánchez serían suficientes para superar una votación por mayoría simple en la que PNV, Compromís, ERC y Bildu han descartado que votarán en contra.

Con PP, Cs y Vox sumando 147 escaños, sin el voto favorable de los 42 diputados de Unidas Podemos Sánchez se vería obligado a recavar  improbables 'síes' de partidos como JxCat, ERC o Bildu que advierten de que no tienen motivos para votar a su favor, aunque sí dicen estar comprometidos con no "bloquear" su reelección, para evitar que en una eventual repetición electoral termina gobiernando una eventual combinación de PP, Ciudadanos y Vox.