Según ha informado el Ejecutivo en funciones en nota de prensa, en la última convocatoria se ha aumentado el umbral de renta de cada miembro de la unidad familiar desde los 5.000 hasta los 7.000 euros, con el fin de facilitar que hogares con ingresos más elevados tuvieran también acceso a la ayuda.

El sistema de subvenciones directas a colegios e institutos para la creación de fondos bibliográficos se instauró en 2014 y favorece que los estudiantes dispongan de un préstamo de manuales por un valor de 105 euros, en lugar de la paga en metálico que recibían anteriormente. Esa cantidad permite adquirir unos tres volúmenes.

No obstante, gracias a los fondos acumulados en estos años, el número de beneficiarios finales supera ampliamente la cifra inicial de ayudas concedidas.

El gasto para las ayudas a la compra de material escolar destinadas al alumnado de la enseñanza concertada, aprobado por el Consejo de Gobierno en su última reunión, también aumenta respecto a años anteriores, al pasar de 450.000 a 485.625 euros.

Este doble sistema de gestión que, por una parte, permite a los centros públicos crear bancos de libros y, por otra, mantiene las ayudas individuales a estudiantes de los concertados se estableció en el curso 2015-2016.

La diferencia responde a limitaciones legales, puesto que el régimen jurídico de la enseñanza privada no permite al Principado realizar un trasvase de fondos más allá de los previstos en el concierto educativo, a diferencia de lo que ocurre en la escuela pública.

Consulta aquí más noticias de Asturias.