Millán Salcedo
El cómico Millán Salcedo, en una imagen de archivo. GTRES

Si este miércoles lo hacía María  Jiménez tras recibir el alta hospitalaria, este jueves fue el turno de Millán Salcedo, quien habló de su estado de salud tras haber sido ingresado por un ataque de epilepsia.

El cómico sigue en el Hospital Quirón Salud Sagrado Corazón de Sevilla, pero desde allí ha querido hablar con Sálvame, programa al que acudió también recientemente su gran amigo Josema Yuste, que se mostró consternado y preocupado.

Salcedo fue hospitalizado el pasado día 4 de julio tras sufrir, según el parte médico, una "crisis epiléptica generalizada tónico-crónica con mordedura de lengua", lo que tuvo como consecuencia que el día 8 se le someta a una "intervención quirúrgica en la que se procede a realizarle un Friedrich de lengua".

Es decir, un proceso por el cual se elimina el tejido creso [necrosado] de una herida a través de una operación y que es fundamental a la hora de la recuperación. Tras ello, fue trasladado a planta desde la Unidad de Cuidados Intensivos.

Es aquí desde donde ha atendido la llamada de Telecinco y, muy débil, ha querido tranquilizar a los espectadores y compañeros y lanzar un mensaje de agradecimiento por todas las muestras de apoyo recibidas, aunque sus primeras palabras daban la idea de la gravedad de la que el primer parte médico hablaba.

"Mira qué voz tengo. No puedo ni hablar. Me han dicho que hable lo mínimo posible", comentaba con apenas un hilo de voz el exintegrante de Martes y Trece, que no tuvo reparos en admitir que todo esto "ha sido horrible" para él.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Santiago Segura (@ssantiagosegura) el29 Jun, 2019 a las 6:23 PDT

"Ya me pasó cuando la mili. Allí me ocurrió una cosa parecida. Nadie está exento", aseguraba, rememorando el pasado, sobre otros ataques epilépticos de similar magnitud en su vida.

Él mismo relató la cirugía a la que tuvieron que someterle: "Me han operado de la lengua y, por eso, me metieron en la UCI, para que no me hiciera daño, pero estoy mucho mejor".

Millán Salcedo espera poder volver pronto a la capital, "seguramente me lleven ya para Madrid", llegaba a decir, donde seguirá con el tratamiento (durante un período de tiempo aún desconocido) "porque he estado casi veinte días a suero. Me tengo que recuperar".

El humorista quiso hace hincapié en que no se ha sentido solo en ningún momento. Por un lado, "aquí han estado mi hermano, mi sobrina... Aquí están conmigo", afirmaba, mientras que por el otro, el ex Martes y Trece se despedía agradeciendo todo el apoyo del que ha tenido constancia.

"Gracias por estar portándoos tan bien: María Patiño, Lydia Lozano... Muchas gracias por las muestras de cariño y afecto. Me siento muy querido, de verdad", concluía.