La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero.
La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero. EFE

La portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha asegurado que si finalmente hay un Gobierno de coalición con Pedro Sánchez, su partido va a ser leal a los acuerdos firmados "y asumiendo que la posición de liderazgo del PSOE".

Ha criticado, sin embargo, que "la condición" que impone para entrar en el Gobierno "es no haberte presentado por Unidas Podemos" y pide a Sánchez que rectifique. Así lo ha dicho en una entrevista en la Ser y después de que Pablo Iglesias pidiera "paciencia" en otra en 20minutos.

Montero ha señalado que su partido plantea las conversaciones "sin vetos, ni líneas rojas". Ante la pregunta de si la entrada de Iglesias en el Gobierno es condición 'sine qua non' para alcanzar un pacto, Montero ha insistido: "No tenemos líneas rojas".

Y sobre la posibilidad de que sea Montero quien entre en el Gobierno, la dirigente de Podemos no ha querido valorar esta hipótesis, asegurando que el debate "no es de nombres". Pese a la tensión dialéctica de esta semana entre ambos partidos, Montero cree que el acuerdo con el PSOE para un gobierno de coalición "caerá por su propio peso".

Con todo, ha criticado que este jueves Sánchez dijera que no se dan las condiciones para que Iglesias sea ministro y asegurara que necesita un vicepresidente que "defienda la democracia española". "Ya hemos hecho una vez presidente a cambio de nada. Quien defendió la moción fuimos nosotros y fue Pablo Iglesias", ha recordado Montero, afeando las "hostilidades" del PSOE en la negociación.

Echenique: "Es un precedente peligroso"

Por su parte, el responsable del Comité Negociador de Pactos y diputado de Podemos, Pablo Echenique, ha asegurado que el veto del PSOE "abre un precedente antidemocrático peligroso" y busca que Podemos vote no en la investidura a Pedro Sánchez.

A juicio de Echenique, el PSOE está haciendo un propuesta para que Podemos "diga que no". "Vetar al líder de un partido es tanto como vetar a un partido", ha asegurado en una entrevista en TVE.

Ha recalcado que el veto a Iglesias abre un "precedente peligroso", porque hay que respetar a los candidatos de cada formación. "Este veto abre un camino peligroso en la democracia, vetar al líder de una formación usando mecanismos que no son democráticos", ha insistido.

Según Echenique, negando la entrada de Iglesias el PSOE le dice a los votantes del partido 'morado' que su papeleta "vale menos". Con todo, ha subrayado que siguen abiertos a cerrar un Ejecutivo de coalición.