La presidenta de la Confederación Gonzalo Anaya Silvia Centelles ha afirmado que la educación "no puede estar sometida a los intereses

económicos del centros católicos concertados y privados" y ha señalado: "queremos mejorar la atención educativa a nuestras hijas e hijos y esto pasa para bajar el número de alumnos/aula".

La organización mayoritaria de familias, que integra además de 1.000 asociaciones de madres y padres de alumnas federadas a Fampa Penyagolosa Castelló, Fampa-Valencia y Fampa Enric Valor Alicante, ha pedido a la Conselleria de Educación que cree "un nuevo marco legal autonómico que generalizo la bajada de las ratios a todo el sistema educativo valenciano", tal y como la han pedido en los diferentes órganos de consulta autonómicos para mejorar la calidad educativa.

En este sentido, Centelles ha manifestado que "la atención, la calidad educativa y la inclusión de los escolares requiere bajar el número de alumnos por aula", y ha añadido que "nunca los intereses económicos de unos pocos negocios de la enseñanza católica tendrían que limitar las aspiraciones de la mayoría de tener un sistema educativo público de calidad".

Consulta aquí más noticias de Valencia.