La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) considera "improbable", con la información actual, que Castilla y León cumpla el objetivo de estabilidad para 2019 del -0,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), con un "riesgo moderado" de incumplimiento de la regla de gasto.

Así consta en el Informe de cumplimiento esperado de los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto 2019 publicado este jueves por la AIReF, en el que sitúa el déficit del conjunto de las administraciones públicas para 2019 en el entorno del dos por ciento del PIB, ligeramente inferior a los pronunciamientos de abril y mayo, manteniéndose la factibilidad de alcanzar la previsión notificada el 31 de marzo de 2019 a la Comisión Europea.

Según la AIReF, los ingresos de la Comunidad de Castilla y León al cierre de 2019 perderían una décima de peso en el PIB regional, adicional a la caída de tres décimas derivada del impacto del suministro inmediato de información del IVA.

De acuerdo con el informe, se prevé que los gastos crezcan por debajo del tres por ciento, perdiendo una décima de peso en PIB, mientras se sigue apreciando un riesgo moderado de incumplimiento de la regla de gasto.

En cuanto al objetivo de deuda, desde 2013 la Comunidad de Castilla y León ha cumplido todos los años el objetivo de deuda salvo en 2014 y, en la mitad de las ocasiones, no ha llegado a endeudarse por el nivel máximo permitido.

Durante el periodo 2013-2018, el nivel de deuda de la comunidad ha pasado del 15,5 por ciento al 21,0 por ciento del PIB y se prevé el cumplimiento del objetivo de deuda para 2019, en tanto se mantenga el actual sistema de fijación de estos objetivos.

RIESGO "LIGERAMENTE BAJO"

Según la AIReF, el riesgo para la sostenibilidad de Castilla y León es "ligeramente bajo", al tiempo que recuerda que en los últimos 4 años la ratio de deuda se ha estabilizado en valores ligeramente superiores al 20 por ciento, y el crecimiento acumulado ha contribuido a reducir la ratio en algo más de dos puntos de PIB.

En su escenario normativo, la AIReF proyecta que la ratio de deuda se situará en el doce por ciento del PIB en un horizonte de 10 años, alcanzando el límite de referencia legal en el año 2027.

La Comunidad ha elaborado sus previsiones de ingresos considerando que el impacto del suministro inmediato de información en la liquidación de 2017 se neutralice en 2019, lo que le supone ingresos adicionales por tres décimas de su PIB regional.

De cumplirse este escenario, sería factible para la comunidad el cumplimiento del objetivo de estabilidad de 2019. Sin embargo, el escenario actual más probable que contempla la AIReF, de acuerdo con la información del Ministerio de Hacienda no conlleva la neutralización del impacto del suministro inmediato de información.

La AIReF ha recomendado al Ministerio en el informe general de cumplimiento esperado de los objetivos y regla de gasto 2019 que aclare cuanto antes a las comunidades autónomas la situación previsible de financiación para el ejercicio.

Según la AIReF, si de dichas aclaraciones resultara el mantenimiento del escenario actual considerado, dado el significativo importe que el impacto del suministro inmediato de información supone en la Comunidad, el cumplimiento del objetivo de estabilidad en la comunidad requeriría acomodar la ejecución del gasto.

En este contexto, mientras se aclare la situación, la Comunidad "debe llevar a cabo una vigilancia de su ejecución", motivo por el cual recomienda a Castilla y León que haga un seguimiento de los datos de ejecución presupuestaria y realice, en su caso, el ajuste que requiera el cumplimiento de las reglas fiscales.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.