Niña con un flotador
Imagen archivo de una niña con un flotador. GTRES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha alertado de que las figuras hinchables como barcos, colchonetas y flotadores suponen un peligro para los niños en el mar, ya que "no son elementos de seguridad" y no están obligados a cumplir las normas básicas de flotabilidad.

Por ello, la OCU ha recomendado en un comunicado enseñar a nadar a los niños "lo antes posible", así como el uso de manguitos, chalecos o burbujas que favorecen la flotación, aunque "nunca hay que dejar de vigilar a los más pequeños mientras permanecen en el agua".

Estos sistemas de ayuda a la flotación deben contar con una doble cámara de aire, una válvula anti-retorno que retenga el aire y hebillas con doble cierre. El chaleco es el que más protección proporciona, por lo que es lo mejor cuando no sabe nadar; mientras que las burbujas son más útiles cuando ya se tiene práctica, aunque no deben ir en la cintura; y los manguitos dificultan el aprendizaje de los movimientos. 

Jugar en la orilla

En caso de usar juguetes acuáticos, la organización ha aconsejado usarlos en zonas en las que el niño pueda apoyar los pies, no llevarlas a aguas profundas, no dormirse encima y vigilar las corrientes que puedan arrastrar una colchoneta.

Además, algunas de estas figuras hinchables están compuestas de materiales peligrosos, como ftalatos, que en cantidades excesivas, entrañan riesgo si se chupa, y en caso de medir menos de 120 cm, se consideran juguetes. 

Pautas a seguir en las playas

Evitar las playas sin servicio de socorrista, respetar las banderas o pedir ayuda en caso de perder la fuerza estando en el mar, son también algunos de los consejos básicos que se han de tener en cuenta a la hora de nadar.

En este sentido, 41 personas han muerto ahogadas en espacios acuáticos durante la primera quincena de julio, lo que supone casi tres ahogamientos cada día y un 14% más de los que murieron en el mismo periodo del año anterior. En 2019 ha habido un total de 179 víctimas mortales hasta el 15 de julio en toda España.  

En caso de accidente en el agua, OCU ha señalado que se debe llamar a los servicios de emergencia y que no se deben asumir esfuerzos para los que no se está entrenados ni sobrestimar las fuerzas, especialmente en el mar.