En un comunicado, ELA ha mostrado su "apoyo y solidaridad" al trabajador accidentado, así como a sus familiares y compañeros de trabajo, y ha exigido a Anoeta Kiroldegia, a la UTE Anoeta y a las subcontratas que garanticen la seguridad de las plantillas y cumplan el convenio provincial de la Construcción.

Asimismo, ha reclamado a Osalan y a Inspección de Trabajo la realización "a la mayor brevedad posible de una exhaustiva investigación" para esclarecer las causas del siniestro y "depurar responsabilidades".

El sindicato ha recordado que viene denunciado "reiteradamente" las "pésimas" condiciones laborales de las plantillas que trabajan en la remodelación del estadio de Anoeta, donde "la licitación a la baja de los trabajos y los plazos ajustados de ejecución se traducen en jornadas interminables, ritmos excesivos, falta de medidas de seguridad e incumplimientos".

Tras denunciar a 18 empresas, ELA "ha podido acreditar recientemente impagos por valor de 4,5 millones de euros en salarios, falsedad documental de 200 trabajadores, y 250.000 euros en sanciones, entre otros incumplimientos".

En esa línea, ha insistido en que la siniestralidad laboral "no es fruto de la casualidad", sino que guarda "relación directa con la lógica neoliberal de anteponer los beneficios económicos a las condiciones de trabajo y de vida de las personas trabajadoras".

De este modo, ha denunciado que en Gipuzkoa "se sigue priorizando la inversión pública en grandes infraestructuras, en perjuicio de las condiciones laborales de las personas que trabajan en su construcción, gestión y mantenimiento, condenándolas a la precariedad vía privatización, externalización y subcontratación".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.