Parque temático de Disney
Castillo de la Bella Durmiente en Disneyland en California (Estados Unidos). DISNEYLAND

Abigail Disney, sobrina nieta de Walt Disney, ha ido de incognito a visitar el Disneyland de Anaheim, California (Estados Unidos). Por lo visto, un empleado del parque la contactó directamente por redes sociales para quejarse de la condiciones laborales que tienen.

La heredera de la fortuna de The Disney Company fue hasta el "lugar más feliz de la Tierra" y descubrió el descontento del personal, tal y como explicó en el podcast Through her Eyes. Cada persona con la que habló le dijo que los bajos salarios les dificultaban la vida. Un empleado llegó a afirmarle: "No sé cómo puedo mantener esta cara de alegría cuando tengo que ir a casa y buscar comida en la basura de otras personas".

Aunque Abigail, de 59 años, no participa en las operaciones de la compañía que lleva su nombre, afirmó que "estaba furiosa" y que las condiciones de trabajo que hay en el parque temático "no reflejaban los valores de su abuelo" Roy Disney, cofundador de la compañía y hermano de Walt.

Un portavoz de The Walt Disney Company negó la realidad que defiende Abigail y explicó que a los trabajadores reciben 19,50 dólares por hora. "Se trata de una tergiversación de la realidad y un insulto a los miles de empleados que forman parte de la comunidad Disney", aseguró.

En este sentido defendió que desde la compañía "se esfuerzan continuamente" por mejorar la experiencia laboral de los más de 200.000 empleados a través de beneficios y programas.

Entre ellos destacó los horarios flexibles y las ayudas que reciben para el cuidado de los niños. También que se han presupuestado 215 millones de dólares para Disney Aspire, una iniciativa educativa que cubre la totalidad de los gastos de matrícula y libros de los hijos de los empleados.