Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, poco antes de las 18.00 horas de este pasado miércoles, integrantes de una patrulla de

la Ertzaintza que se encontraba a la altura de la Plaza Benta Berri detectaron un ciclomotor que ibas circulando a gran velocidad por una de las aceras, poniendo en riesgo la integridad de los peatones.

Al intentar darle el alto el conductor, que tampoco portaba casco, huyó haciendo caso omiso en todo momento a las indicaciones de los agentes y generando "situaciones de grave peligro para los usuarios de la vía en varias ocasiones".

Finalmente, el sospechoso perdió el control de la moto, cayendo al suelo, mientras que el ciclomotor impactaba contra el vehículo policial que circulaba detrás, causándole diversos daños. Según pudo confirmar la Ertzaintza, la moto había sido sustraído esa misma tarde por lo que de inmediato se procedió a la detención del conductor, acusado del robo del mismo y de un presunto delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

El arrestado fue trasladado a un centro sanitario para recibir asistencia por las heridas provocadas por la caída y, posteriormente, a dependencias policiales, con el fin de realizar las diligencias pertinentes, previas a su puesta a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.