El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en la inauguración del curso 'Bases para un nuevo republicanismo'.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en la inauguración del curso 'Bases para un nuevo republicanismo'. Eduardo Parra - Europa Press

Podemos ha cerrado a las 11.00 horas de este jueves la votación para la consulta que ha propuesto a sus bases sobre la posición que deben mantener sus diputados ante la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, a la presidencia del Gobierno, y cuyos resultados se podrían conocer a lo largo de esta tarde o incluso mañana, viernes.

La consulta se ha realizado de manera telemática a través del portal web de la formación entre el pasado viernes y este jueves y estaba abierta a los 517.484 inscritos del partido. No obstante, Podemos cuenta como censo real a los inscritos 'activos', que aproximadamente son 190.000. Según el reglamento de Podemos para procesos internos, se considera como inscrito activo a aquel simpatizante que haya accedido al menos una vez en el último año a la web de participación del partido.

En concreto, a la militancia se le planteó la siguiente pregunta: "¿Cómo deben votar las diputadas y diputados de Podemos en las sesiones de investidura de la XIII legislatura?", y se le dieron dos opciones para que eligieran.

Dos opciones

La primera condicionaba su 'sí' a la consecución de un acuerdo para la formación del gobierno de coalición que el partido defendió el principio en sus contactos con el PSOE. Literalmente reza así: "Para hacer presidente a Pedro Sánchez, es necesario llegar a un acuerdo integral de Gobierno de coalición (programático y equipos), sin vetos, donde las fuerzas de la coalición tengan una representación razonablemente proporcional a sus votos".

En la segunda posible respuesta, Podemos condensaba la idea que empezaron defendiendo los socialistas de un gobierno de cooperación pero sin miembros del partido morado en el Consejo de Ministros.

"Para hacer presidente a Pedro Sánchez (ya sea mediante el voto a favor o la abstención), basta con la propuesta del PSOE: un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE, colaboración en niveles administrativos subordinados al Gobierno y acuerdo programático", reza, textualmente esta segunda opción.

Una "mascarada", según Sánchez

La convocatoria de esta consulta el pasado viernes soliviantó a Sánchez, quien la tildo de "mascarada", y dio por rotas las negociaciones con los morados. Especialmente dura con el referéndum se ha mostrado también la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien acusó a Iglesias de haber convocado a sus bases un día después de que Sánchez le ofreciera la entrada en el Consejo de Ministros de expertos de Podemos con perfil técnico y él lo rechazara.

Desde Podemos siempre han mantenido que necesitaban una semana para que la militancia se pronunciara y que redactaron las preguntas teniendo en cuenta todas las propuestas que se habían barajado hasta el pasado viernes. La del gobierno de coalición y una segunda opción --un Ejecutivo "diseñado" por el PSOE-- en la que, según su argumento, tendrían cabida todas las ofertas hechas por el líder socialista, incluida la entrada de personas de Podemos con perfil técnico.

Según han precisado fuentes del partido, el resultado de la consulta se conocerá a lo largo de esta tarde o incluso mañana. Durante el fin de semana previo al arranque el lunes del Pleno de investidura, la dirección de Podemos analizará los resultados de la consulta y pondrá en común su posición con las confluencias.

El récord, con el chalé

Hasta ahora el récord de participación en consultas estatales de Podemos se registró en mayo de 2018, cuando, tras la polémica por la compra del chalé que Iglesias y Montero adquirieron por 600.000 euros en Galapagar (Madrid), preguntaron a las bases si debían seguir al frente del partido.

Entonces se movilizaron 188.176 personas, el 38,57% del censo de inscritos de aquel momento (487.772). Un 68,42% les ratificó en el puesto frente a un 31,58% que cuestionó su permanencia.

La siguiente consulta con mayor participación (37%) tuvo lugar en abril de 2016, cuando 149.513 militantes votaron para rechazar el pacto de investidura que habían sellado el Pedro Sánchez y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

En mayo de 2017 se preguntó a las bases sobre la moción de censura que Iglesias presentó contra Mariano Rajoy y se pronunció 17,8% (87.674 personas). La participación fue aún más baja cuando se consultó sobre la alianza con IU para las elecciones de este año, puesto que se quedó en el 16% (76.511).

Y aún bajó mas en mayo de 2018 en el referéndum que se organizó para preguntar sobre el apoyo de Podemos a la moción de censura que Sánchez promovió contra Rajoy, que se cerró con una participación del 15,36%.