Las razones por las que pocos farmacéuticos han dejado de vender homeopatía

Dos peatones pasan ante una farmacia.
Dos peatones pasan ante una farmacia.
EUROPA PRESS

"Cuando me di cuenta de que no era un mero dispensador de medicamentos sino un agente activo comprometido con la salud de los pacientes". Así explica el farmacéutico Carlos Alonso por qué dejó de vender homeopatía en su farmacia hace ocho años.

Alonso es el presidente de FarmaCiencia, la única asociación de farmacéuticos españoles que lucha contra la venta de pseudoterapias en las farmacias. Esta entidad se creó hace poco más de dos años y actualmente ya agrupa a un centenar de facultativos comprometidos con la evidencia científica. Una cifra minúscula comparada con las 22.000 farmacias que existen en España y que siguen vendiendo estos productos "por intereses económicos" y a pesar de que la propia Agencia Española del Medicamento los reconoce "sin indicación terapéutica". "Están en una situación alegal", advierte Alonso.

El objetivo de esta entidad, que ha colaboradocon el Gobierno en la elaboración del Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias —puesto en marcha en 2018 por la ministra de Sanidad en funciones María Luisa Carcedo y el titular de Ciencia en funciones Pedro Duque—, es que todos los productos que se vendan en las farmacias sean necesarios, efectivos y seguros. "Los homeopáticos no cumplen ninguno de los tres requisitos. Tampoco son seguros porque a veces se toman en sustitución del medicamento que sí funciona y esto supone una pérdida de oportunidad terapéutica. Perdemos tiempo para curar, que es muy importante", expone Alonso.

Durante los diez años que es titular de su farmacia, desde hace ocho que no vende homeopatía. "No he perdido ninguna venta por ello", afirma. A Alonso no le compensa "perder el 100% del prestigio profesional" por seguir vendiendo estos productos, que representan "una minoría" de las ventas. "Se vende por inercia", asegura.

En cambio, la mayoría de colegiados siguen vendiendo estos productos. Sus argumentos, explica, son que "si no los vendo yo, lo hará otro; si me lo piden, lo doy" o también se llega a ofrecer "como una alternativa natural". Alonso sostiene, además, que la homeopatía se dispensa "en situaciones que se curan solas o combinadas con un medicamento".

"Soy muy demandados"

Por otra parte, el farmacéutico y presidente de la Asociación Española de Farmacéuticos Homeópatas, César Valera, defiende que "los medicamentos homeopáticos son muy demandados, principalmente por embarazadas, pacientes polimedicados y ancianos debido a su alto perfil de seguridad". Añade que pueden utilizarse "como primera opción para algunas patologías" o como "terapia complementaria para otras".

Para rebatir la acusación de la ausencia de evidencia científica, Valera cita "1.250 estudios clínicos" de la base de datos CORE-Hom, "de los cuales más de 525 son ensayos clínicos aleatorizados y, de ellos, más de 380 son ensayos controlados a doble ciego contra placebo".

Recientemente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha ordenado la retirada del mercado de 66 productos homeopáticos que no entregaron la documentación correspondiente para su autorización. Estos 66 ítems se encuentran en una lista publicada en octubre de 2018 de un total de 2.008 productos que la AEMPS está evaluando. Una vez finalizada la evaluación, que actualmente "continúa en curso", será cuando se determinen las condiciones de prescripción de este tipo de productos y se deba incluir en el cartonaje y prospecto de los mismos las leyendas que permitan su correcta identificación.

"Es importante hacer notar que los productos incluidos en esta resolución no son productos autorizados por la AEMPS. La resolución permite que los productos que están en ella sigan comercializados al amparo de la disposición transitoria sexta del Real Decreto 1345/2007, de 11 de octubre, hasta que se produzca su evaluación y se resuelva sobre la autorización. Si se resolviera no autorizar, los productos denegados tendrían que abandonar el mercado", reza literalmente en la web de la AEMPS.

Este paso del Ministerio es interpretado por la Asamblea Nacional de Homeopatía como un "avance" para el sector porque regula "unos medicamentos que son una realidad y que ya están autorizados en España", y además "permitirá su inclusión en los vademécum y una mejor formación" sobre los mismos, tanto entre profesionales como en la ciudadanía. En este sentido, Valera agrega que las referencias retiradas se eliminaron del mercado porque "los laboratorios farmacéuticos decidieron no seguir adelante por motivos económicos".

"Para nosotros, lo importante es que, cuando termine el proceso (del Ministerio de Sanidad), seguiremos disponiendo de una gama de medicamentos homeopáticos suficiente para tratar a los pacientes", añade el médico Gonzalo Fernández Quiroga, portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía.

Solicitud a la UE

El Gobierno español solicitó un cambio legislativo a la Unión Europea para que dejara de considerarlos en la Directiva 2001/83/CE "medicamentos homeopáticos", "un apellido" que sigue respaldando su venta en el canal farmacéutico. Sin embargo, la UE rechazó esta propuesta porque "no hay solicitudes de otros Estados para modificar la legislación", apunta Alonso.

"No estaba en su agenda", considera el creador de FarmaCiencia, que reconoce que se siente como una hormiguita frente a un gigante pero defiende que cuenta con "el apoyo de la ciencia". "Poco a poco vamos consiguiendo cosas, aunque va a costar generalizarlo por las presiones europeas", abunda.

Si bien Francia, Alemania y Suiza son países cuna de la homeopatía, poco a poco se van dando "pasos". Francia, país de origen de Boiron (uno de los líderes de la industria homeopática) ha anunciado que a partir de 2021 dejará de subvencionar la homeopatía porque "no tiene la eficacia suficiente". Actualmente se paga el 30% de los mismos, pero a partir del año que viene Francia solo pagará el 15% de estos productos y en 2021 nada.

En España, las ventas de homeopatía están cayendo. El sector ha pasado de los 51 millones que facturó en 2014 a los 30 millones de 2017. La empresa Boiron, principal fabricante de productos homeopáticos a nivel mundial y líder del mercado español, facturó 17,8 millones de euros en 2017, un 14% menos que los 20,6 millones con los que cerró en 2016.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento