Acoso sexual
Acoso sexual en el trabajo. PEDRO PERLES

Entre 2016 y 2018 la relación entre el acoso sexual en los lugares de trabajo y la baja autoestima de las mujeres se ha reducido, según el estudio  Mujeres en el trabajo: Cambios en el acoso sexual entre septiembre de 2016 y septiembre de 2018, difundido este jueves.

La investigación, elaborada por Ksenia Keplinger, Stefanie K. Johnson, Jessica F. Kirk y Liza Y. Barnes, de la Escuela de Negocios de Leeds de la Universidad de Colorado, analizó los resultados de encuestas realizadas a más 500 mujeres estadounidenses de entre 25 y45 años que trabajaban a jornada completa, en septiembre de 2016 y el mismo mes de 2018.

El estudio refleja que el 87 % de las consultadas admitió haber sufrido acoso sexual en el lugar de trabajo, aunque observaban un nivel menor de coerción sexual.

Para las investigadoras, desde una perspectiva teórica, "es posible que el acoso sexual haya disminuido en el lugar de trabajo debido a un mayor temor a ser castigado" o ver afectada su reputación.

Sin embargo, subieron los niveles de discriminación de género denunciados, tal vez como reacción a estos movimientos.

La importancia del #MeToo y #TimesUp

Las autoras defienden que esta reducción del vínculo entre acoso sexual y baja autoestima está relacionada con los movimientos #MeToo y #TimesUp, que han animado a miles de mujeres a denunciar casos de este tipo sufridos en diferentes ámbitos profesionales.

"Las mujeres valientes que defendieron los movimientos #MeToo y #TimesUp deben saber que sus esfuerzos están suponiendo una diferencia", explican.

Dichos movimientos feministas se iniciaron después de que The New York Times destapara el historial de abusos del productor de Hollywood Harey Weinstein en octubre de 2017.