Según fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado 14 de julio, cuando el conductor fue sorprendido por una dotación de la Policía Local, que iba en un coche.

Entonces, comenzó la huida,

golpeó a otro vehículo, que estaba parado en el carril por el que circulaba, ocupado por dos mujeres y al que provocó "graves daños", y marcharse a pie sin poder ser apresado por los agentes.

A continuación, las dos mujeres fueron trasladadas al complejo hospitalario para recibir asistencia médica con diversas contusiones, traumatismos y fracturas de varios huesos, esto último en el caso de una de ellas.

Las gestiones practicadas para la averiguación de la titularidad del vehículo causante del accidente y de quién era su conductor han permitido identificar y detener, al responsabilizarse de los hechos en las dependencias policiales, a un amigo del hijo de la propietaria del vehículo, por su presunta responsabilidad en delitos contra la seguridad del tráfico y lesiones.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.