Se trata de una nueva movilización de esta organización, como la concentración que se llevó a cabo el mes pasado para reclamar ese traslado, además del de los restos del auditor de guerra Francisco Bohórquez, y exigir el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

En este sentido, Juan Morillo, portavoz del movimiento memorialista que agrupa a unas 50 asociaciones en la Comunidad, indicaba en ese momento que éste era "uno de los mayores retos pendientes de este asunto en Andalucía", incidiendo en que se han "intentado reuniones con la Hermandad de la Macarena para trasladarle la necesidad de cumplir la ley".

Tras lamentar el papel que ha ocupado la memoria en el organigrama del nuevo gobierno andaluz, añadía que desde el anterior equipo socialista en la Junta se estuvo abordando el asunto con la Hermandad porque "los restos de un asesino no pueden estar en un lugar público", pero actualmente "no hay resultados concretos", por lo que las movilizaciones continúan.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.