Según ha informado la Policía Nacional, los hechos ocurrieron en la madrugada del martes, cuando el detenido contrató los servicios de una mujer para mantener relaciones sexuales y la llevó a un local comercial de su familia.

Una vez en el lugar, el hombre le quitó el dinero que previamente le había dado y la dejó encerrada. Con todo, ante los gritos de víctima, según el relato policial, le abrió la puerta.

El hombre pasó a disposición judicial en la mañana de este miércoles y ha quedado en libertad con orden de alejamiento con respecto a la víctima. Según ha informado el TSXG, se le acusa de un delito de robo con violencia.

Consulta aquí más noticias de Lugo.