Una larga cola de viajeros espera a poder tener plaza en los buses habilitados por Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) para hacer la ruta del Funicular de Vallvidrera, cerrado por obras.
Una larga cola de viajeros espera a poder tener plaza en los buses habilitados por Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) para hacer la ruta del Funicular de Vallvidrera, cerrado por obras. MIQUEL TAVERNA

Trabajadores del Parc d’Atraccions del Tibidabo y de los casales escolares de verano que suben con los niños hasta Collserola para pasar allí la jornada son los principales afectados por la escasez de plazas en los minibuses que cubren el trayecto del Funicular de Vallvidrera, cerrado por obras desde el pasado 11 de julio y hasta el 1 de septiembre.

Los viajeros se quejan de que, desde hace una semana, han de soportar largas colas a pleno sol para acceder a los minibuses habilitados por Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), de tan solo 14 plazas, y que sustituyen al servicio de funicular parado, y que pasan cada seis minutos. Algunos usuarios aseguran que las frecuencias de paso son menores este año respecto a trabajos técnicos de veranos anteriores.

En el caso de los empleados del parque de atracciones, la espera les hace alargar un viaje que les obliga a enlazar en Vallvidrera con el bus de barrio 111, también de pequeñas dimensiones –y que usan muchos turistas, como hasta hace poco sucedía en la línea 24 al Park Güell–. Esto, sumado a que pasa cada cuarto de hora, complica sobre todo la entrada al trabajo.

FGC ha indicado a este diario que "el servicio sustitutivo por carretera ofrecido garantiza el intervalo de paso habitual del funicular y da resguardo a los viajeros en Peu del Funicular para protegerlos del sol".

Las mismas fuentes de la empresa han detallado la composición del servicio:

-1 vehículo adaptado para personas con movilidad reducida (PMR) que circula bajo demanda todos los días durante la totalidad del servicio.

-2 vehículos todos los días antes del inicio del servicio hasta las 7 horas y desde las 22 horas hasta la finalización del servicio.

-Mes de julio: 8 vehículos entre las 7 y las 22 horas todos los días, con una frecuencia cada seis minutos.

-Días laborables de la primera y la cuarta semana del mes de agosto: 8 vehículos de 7 a 10 horas y de 17.15 a 22 horas, con una frecuencia de seis minutos; 6 vehículos de 10 a 17-15 horas, para una frecuencia de 10 minutos.

-Días laborables de la segunda y tercera semana de agosto: 8 vehículos de 7 a 9.15 horas (cada seis minutos); 6 vehículos de 9.15 a 22 horas (cada 10 minutos).

-Sábados y festivos de agosto: 5 vehículos de 7 a 8 horas (cada 15 minutos); 6 vehículos de 8 a 9 horas y de 15 a 22 horas (cada 10 minutos); 8 vehículos de 9 a 15 horas (cada seis minutos).

-1 de septiembre: 8 vehículos entre las 7 y las 22 horas todo el día (cada seis minutos).

FGC está renovando el sistema de control del funicular. Esta mejora técnica ha hecho necesario cerrar las tres estaciones de su trazado: Peu del Funicular, Carretera de les Aigües y Vallvidrera Superior.

Más problemas con los buses 118 y 128

Un grupo de padres del colegio público Nabí, en la calle Reis Catòlics, piden desde hace más de dos años a Transports Metropolitans (TMB) que los buses de barrio 118 y 128 estén sincronizados con el horario de entrada a la escuela de sus hijos.

Uno de estos padres, Seba, indica a 20minutos.es que no están pidiendo a la empresa que ponga más vehículos en circulación, sino solo esta modificación de horario «que no nos obligaría como ahora, a hacer uso del coche privado para llevar a los niños a clase». «La cercana escuela Els Xiprers tiene un tren entero de FGC», añade.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.