Según ha informado la Policía Nacional, los hechos ocurrieron en la madrugada del martes, cuando el detenido contrató los servicios de una mujer para mantener relaciones sexuales y la llevó a un local comercial de su familia.

Una vez en el lugar, el hombre le quitó el dinero que previamente le había dado y la dejó encerrada. Con todo, ante los gritos de víctima, según el relato policial, le abrió la puerta.

Por estos el hombre fue detenido y, por el momento, conforme ha señalado la Policía Nacional, se le imputa un delito de robo con violencia e intimidación y otro de detención ilegal.

Está previsto que el arrestado pase a disposición judicial a lo largo de este martes.

Consulta aquí más noticias de Lugo.