Un joven de 23 años intentó apuñalar cuchillo en mano a unos agentes de la Policía Nacional que se encontraban en el distrito madrileño de Carabanchel requeridos por una pelea vecinal, y que finalmente dispararon al agresor en la cadera.

Según indicaron a Efe fuentes de la Jefatura Superior de Policía, sobre las 11.30 h de este martes la Sala del 091 envió un indicativo policial a la zona debido a una reyerta.

Cuando llegaron los agentes a la altura del número 24 de la calle Julio Antonio, el joven, armado con un cuchillo, intentó agredir a una policía, hacia la que se ha dirigido corriendo. Un coche patrulla acudió inmediatamente y el joven intentó apuñalar por la ventanilla del vehículo policial al agente que lo conducía.

Ante la agresividad del individuo, que cuenta con varios antecedentes policiales, uno de los funcionarios le disparó en una zona no vital, en concreto a la altura de la cadera.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil se desplazaron hasta el lugar para atender al herido, que fue trasladado al hospital Gregorio Marañón sin que su estado revista gravedad.

Piden pistolas 'taser'

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) remitirá este miércoles al Consejo de Policía un escrito para demandar pistolas de corriente eléctrica (taser) como parte de la dotación de los agentes de Seguridad Ciudadana, con las que se puede neutralizar a los delincuentes sin necesidad de causarles daño, según informó a Efe el portavoz del SUP, Ramón Cosío, después del suceso ocurrido en Carabanchel.

Cosío recordó que su sindicato ya ha pedido pistolas taser en muchas ocasiones y que lo demandará este miércoles al Consejo de Policía para que "se haga efectivo de una vez".

Según el representante del SUP, "es preferible asumir el coste de las compra de estas pistolas antes que los riesgos que puede suponer el uso del arma reglamentaria en situaciones de tensión", como la que este martes se vivió en Carabanchel.

Ramón Cosío insistió en que en una situación como esa, protagonizada por "una persona perturbada", podrían utilizarse las taser "sin causa el menor daño", como ya las usan los Mossos d'Esqueadra y alguna policía municipal.

Por su parte, y a cuenta de este mismo suceso, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) publicó un tuit donde insiste en que "es necesaria la dotación de armas eléctricas taser" a los componentes de las fuerzas de seguridad "que permitan reducir a una persona violenta temporalmente sin ocasionarle daño físico".

Consulta aquí más noticias de Madrid.