El presidente de la Federación Cántabra de Espeleología: "Un aventurero de fin de semana no baja por esos pozos"

Manuel González Morales, presidente de la Federación Cántabra de Espeleología.
Manuel González Morales, presidente de la Federación Cántabra de Espeleología.
CEDIDA

Cantabria alberga más de 8.000 cuevas, 10 de ellas consideradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por eso mismo, siempre se ha necesitado un permiso de la Consejería de Cultura para acceder a todas ellas, pero hace dos años liberaron las más visitadas, entre ellas la de Coventosa. Lo que allí ocurrió el fin de semana, pese a las numerosas grutas que hay en la zona, es un caso excepcional.

Manuel González Morales es el presidente de la Federación Cántabra de Espeleología, además de catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria. En una entrevista con 20minutos explica que "hace años que no se desplegaba un operativo así".

¿Este tipo de rescates son muy frecuentes en Cantabria?

Son totalmente infrecuentes. En espeleología no ha habido ni un solo rescate el año pasado. Hace mucho, por lo menos un par de décadas, que no hay ningún accidente mortal en cuevas, y hace años que no se desplegaba un operativo así.

¿Es necesario tener un seguro para hacer este tipo de actividades?

Cualquier deportista federado en alguna de las autonomías tiene que tener obligatoriamente un seguro. Los hay de diferentes modalidades, porque hay gente que practica más actividades además de espeleología, como escalada o kayak, por ejemplo.

¿Las rescatadas estaban federadas?

Una de ellas lo está en la federación catalana. De las otras dos mujeres, no tenemos información al respecto de otras federaciones.

¿Cuánta gente hay federada en Cantabria?

En este momento tenemos 390 federados de espeleología y un total de 20 clubs. A Cantabria vienen cada fin de semana decenas de espeleólogos de todas partes y las incidencias son mínimas; de rescate, inexistentes.

¿Cuál era el nivel de preparación de estas espeleólogas?

Hicieron todo lo que tenían que hacer. Una persona no cualificada no baja 580 metros verticales de sucesivos pozos. Para eso se necesita una preparación técnica elevada. Llegaron a un paso por el que creían que debían de continuar, pero les pareció que era muy peligroso y dieron marcha atrás para buscar pasos alternativos. Como les daba respeto pasar, hicieron lo que hay que hacer y esperaron. Un aventurero de fin de semana no baja todos esos pozos. Un principiante no baja los primeros 20 metros; mira para el pozo, ve lo que hay abajo y sale corriendo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento