Edificio derrumbado por las lluvias del Monzón en Bombay (India).
Un grupo de rescatistas trabaja en un edificio derrumbado por las lluvias del Monzón en Bombay (India). EFE/EPA/DIVYAKANT SOLANKI

Al menos 118 personas murieron, 37 se encuentran desaparecidas y casi 7 millones se han visto afectadas por inundaciones y deslizamientos de tierra causados por las lluvias que azotan Nepal, el noreste de la India y Bangladesh, informaron este martes las autoridades.

Tras casi una semana de lluvias continuas, en Nepal han muerto 79 personas, y 17.000 han sido desplazadas, en la mayoría de los casos por derrumbes e inundaciones causados por las precipitaciones, según los datos más recientes del Ministerio de Interior nepalí.

Las incesantes lluvias comenzaron el jueves pasado causando deslizamientos de tierra en la región montañosa de la nación del Himalaya.

Las precipitaciones han golpeado también al vecino Bangladesh, donde al menos 34 personas han muerto durante la última semana a causa de las lluvias y los deslizamientos de tierra, mientras que tres personas permanecen desaparecidas, informó el Ministerio de Gestión de Desastres bangladesí.

Según el último informe, casi 1,5 millones de personas en 11 distritos del país se encuentran afectadas, y miles de viviendas y de hectáreas de siembras fueron también destruidas.

Estos incidentes meteorológicos son habituales en el sur de Asia en la época de más intensidad de las lluvias monzónicas, entre julio y agosto, cuando suelen causar centenares de muertos y millones de afectados en la región.