Lazo amarillo colocado en la silla reservada para Joaquim Forn (JxCat) en el pleno de Barcelona.
Lazo amarillo colocado en la silla reservada para Joaquim Forn (JxCat) en el pleno de Barcelona. EUROPA PRESS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha lamentado este martes la ausencia del líder municipal de JxCat, Joaquim Forn, en el pleno extraordinario sobre el cartapacio, durante el que han colocado un lazo amarillo en su silla vacía.

Colau ha destacado que Forn se pudo presentar a las elecciones, fue votado por miles de ciudadanos de Barcelona y no ha sido suspendido como concejal, por lo que ha lamentado "como alcaldesa y como presidenta del pleno" que no haya podido asistir pese a haberlo solicitado.

El Tribunal Supremo (TS) denegó el permiso extraordinario a Forn para salir de prisión y asistir al pleno, en una providencia en la que señaló que es consciente de las restricciones que implica la privación de libertad para el edil mientras espera sentencia, si bien ésta se considera proporcionada respecto a la necesidad de preservar los fines del proceso judicial.

Colau ha destacado que al pleno no ha podido asistir tampoco la teniente de alcalde Laura Pérez, por lo que las mayorías no quedarán alteradas por la ausencia de Forn, ya que la falta de su voto quedará compensada por la de Pérez.

Acuerdo de última hora sobre la organización municipal

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este martes en un pleno extraordinario la organización municipal que fija el cartapacio, tras un acuerdo de última hora por el que el Gobierno de BComú y PSC y también ERC, PP y BCN Canvi han votado a favor de todos los puntos, mientras que JxCat ha votado en contra de los referentes a las comisiones municipales y sus presidencias, en los que Cs se ha abstenido.

En cambio, se han aprobado por unanimidad las retribuciones -que se congelan- y los representantes municipales en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) y en las empresas municipales, tras unas negociaciones en las que también se han abordado la distribución de cargos eventuales, que no requiere votación.

El Gobierno de Ada Colau y los grupos de la oposición han alcanzado el acuerdo minutos antes de empezar el pleno, en una reunión celebrada a primera hora después de que no consiguieran ningún pacto durante este lunes, con discrepancias sobre todo en las presidencias de comisiones y la distribución de cargos eventuales.

Artadi recuerda el 17-A

La número dos de JxCat, Elsa Artadi, ha dicho emocionada que el talante de Forn se define con la actitud 'Ni olvido pero sí perdón' -en contraposición a la habitual 'Ni olvido ni perdón'-, y ha lamentado que este mismo martes el conseller de Interior, Miquel Buch, declare ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por presunta desobediencia por ceder locales el 1-O.

"La represión continúa en todos nosotros, no se detiene nunca", ha aseverado Artadi, que ha recordado que cuando Forn ocupaba este cargo de conseller de Interior se produjeron los atentados en La Rambla y Cambrils (Tarragona), sobre el que se ha referido a la información de 'Público' que asegura que el cerebro del atentado supuestamente fue confidente del CNI hasta el ataque.

También se ha referido a la ausencia de Forn el líder del grupo municipal de ERC, Ernest Maragall, que la ha tachado de intolerable: "Es una vergüenza para la ciudad empezar un mandato con una alteración explícita del resultado de las elecciones", y ha tendido la mano a JxCat para resolverlo de forma democrática.

Este es el primer pleno del segundo mandato de Ada Colau, en el que se han estrenado unas tres cuartas partes de los concejales, entre ellos los líderes de grupo Ernest Maragall (ERC), que ganó las elecciones y ya fue edil en pasados mandatos; Luz Guilarte (Cs); Manuel Valls (BCN Canvi), y Josep Bou (PP).

Consulta aquí más noticias de Barcelona.