Ada Colau y Jaume Collboni. Foto de archivo
Ada Colau y Jaume Collboni. Foto de archivo EUROPA PRESS

No ha habido sorpresas, y el 80% de los votantes de Barcelona en Comú (BCOmú) y el Consell de la Federació de Barcelona del PSC por unanimidad han ratificado el 'Acuerdo de izquierdas para el gobierno de Barcelona' que la alcaldesa Ada Colau y el líder socialista, Jaume Collboni, presentaron el jueves.

Un acuerdo que establece la división de cargos y la estructura –en seis tenencias de alcaldía– del nuevo gobierno bipartito y que este martes será comunicado a los regidores en el pleno del cartapacio municipal, el que fija la organización interna del Ajuntament.

Los nuevos cargos del gobierno municipal: tenientes de Alcalde, regidores y presidentes de distrito se designarán por decreto de Alcaldía, y en el plenario se votará quién representa al Ajuntament en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y en los consejos de administración de las empresas municipales como B:SM.

El punto más polémico del pleno sobre el que de momento no hay acuerdo con los grupos de la oposición es sobre el cartapacio, es decir sobre quién presidirá las comisiones y los distritos así como la designación de los cargos de confianza y de los recursos materiales de que dispondrán los grupos municipales.

Toda la oposición, excepto Barcelona pel Canvi de Manuel Valls, amenazó la semana pasada con tumbar el cartapacio municipal y acusó al gobierno de querer «estrangular» a los grupos al no repartir los cargos. Según la oposición, entre BComú y el PSC tendrán «el 75% de los cargos de confianza» y denuncian que les dejarán sin recursos ni representación en las comisiones y distritos.

ERC, JxCat, Ciutadans y PP se unieron para advertir de que sus 21 votos son mayoría en el Ajuntament y por tanto pueden tumbar el cartapacio si no llegan a un acuerdo.

Se da el caso de que al no poder asistir Joaquim Forn al pleno, JxCat pierde un regidor y la oposición no tendrá la mayoría al quedarse con 20 regidores, por ello solicitaron que se incorpore en el reglamento municipal el supuesto de prisión provisional y que «en los plenos, mientras Forn tenga acta de concejal y no pueda asistir, haya un concejal que abandone el pleno en el momento de las votaciones para respetar las mayorías».

A este aspecto se suma que el grupo de Barcelona pel Canvi, que cuenta con los dos votos de Manuel Valls y de Eva Parera, no se han manifestado todavía, por tanto una vez más sus votos son decisivos, como ya pasó en la investidura de Ada Colau.

Nueva gerente de la urbana

El nuevo teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha elegido a Maite Casado para ser designada nueva gerenta de Prevención y Seguridad. La designación se hará a partir de mañana, un día después que el actual comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, y el gerente de la Guardia Urbana, Jordi Samsó, cesen en sus respectivos cargos.

Según la agencia Efe, Batlle asistirá con su nuevo equipo a la reunión de la Junta Local de Seguridad convocada para el viernes para tomar medidas contra el aumento del incivismo y los hurtos en la capital catalana.

Pleno sobre vivienda

ERC y JxCat pedirán un pleno extraordinario para abordar el incremento de los precios del alquiler y para emplazar a la Generalitat a tramitar un proyecto de Ley que regule los precios de del alquiler, y obligar así a que Ada Colau (BComú) y Jaume Collboni (PSC) se pronuncien sobre una regulación de precios que emane del Parlament.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.