A través de nota de prensa este lunes, la Juventudes de la FSA han felicitado a Barbón y han recordado que es el primer presidente que fue militante de la organización, por lo que se han mostrado convencidos de que en esta nueva etapa de Gobierno que se abre en Asturias, "la juventud y la solución a sus múltiples problemáticas estarán situadas en el centro de la acción política del nuevo ejecutivo".

En este sentido, Juventudes Socialistas acordó en la última reunión de su Comité Autonómico, celebrado el pasado mes de junio, trasladar al presidente electo dos peticiones relativas a la estructura del futuro Gobierno.

La primera de ellas es que las políticas de Juventud sigan dependiendo de la Consejería de Presidencia como ocurría hasta ahora, para garantizar así el tratamiento transversal de las mismas; y la segunda, que se recupere su autonomía política y administrativa con una dirección general propia, separada de la de Políticas de Igualdad, "que garantice para los y las jóvenes de la región el protagonismo en la acción de Gobierno que se requiere".

Sobre este asunto, las JSA han recordado que con la llegada de Francisco Álvarez-Cascos al Gobierno de Asturias "las políticas de Juventud desaparecieron de la estructura política del gobierno, quedando relegadas a una jefatura de servicio dependiente de la Dirección General de Políticas Sociales".

"Este disparate fue corregido posteriormente con la llegada de Javier Fernández al gobierno, creando la Dirección General del Instituto Asturiano de la Mujer y políticas de Juventud, pero creemos que el momento actual requiere de ir un paso más allá", han apuntado desde la organización juvenil.

Consulta aquí más noticias de Asturias.