Mossos.
Un coche de los Mossos. ARCHIVO

Ocurrió este lunes a las 18.23 horas cuando los Mossos pararon al conductor en la carretera TP-2125 al verle síntomas evidentes de haber bebido -dando una tasa de 0,88 miligramos- y además comprobaron que tenía el permiso suspendido, por lo que le inmovilizaron el vehículo.

Minutos después, los Mossos recibieron el aviso de que el conductor, vecino de Sant Jaume dels Domenys (Tarragona), había manipulado el cepo y que seguía circulando, por lo que le interceptaron y finalmente le arrestaron ante su actitud agresiva y amenazadora con los agentes, por un presunto delito de resistencia y desobediencia.

En paralelo, en un control policial en la AP-7 en Salt (Girona), los Mossos detectaron el mediodía de este domingo a un conductor que circulaba a 214 kilómetros por hora en un tramo limitado a 120 y le interceptaron en Sant Celoni (Barcelona).

Los agentes arrestaron a este conductor de 35 años, nacionalidad francesa y vecino de Bois (Francia) por un presunto delito contra la seguridad vial, según otro comunicado de la policía catalana.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.